Actualizado 19/01/2009 21:15 CET

Crónica Euskadi.- ((Sustituye a la anterior por ampliación con declaraciones del Secretario de Estado de Justicia))

El PSE promete que no se permitirá a partidos ilegalizados estar en las elecciones "bajo tapaderas"

- Askatasuna, que ya ha registrado a representante y tesorero de candidatura, debe presentar sus listas antes del próximo lunes

BILBAO, 19 Ene. (OTR/PRESS) -

No se permitirá que partidos políticos ilegalizados por amparar la violencia terrorista se presenten a las próximas elecciones vascas "bajo tapaderas". Así de contundente se mostró hoy el portavoz del PSE y secretario general de los socialistas en Vizcaya, José Antonio Pastor, al ser preguntado por los últimos movimientos de la izquierda abertzale a través de Askatasuna. Un partido que ya ha registrado en la Junta Electoral vasca a un representante general y un administrador de candidatura, un paso necesario para la presentación de listas que deberá presentar antes del 26 de enero si quiere estar en los comicios del 1 de marzo.

Durante un acto de precampaña celebrado en Bilbao, Pastor aseguró que el Estado está vigilante a los pasos del mundo batasuno y que no permitirá que partidos que están ilegalizados por amparar o no condenar la violencia se puedan presentar a las elecciones autonómicas "bajo tapaderas o subterfugios". Interrogado directamente por los últimos movimientos protagonizados por Askatasuna, se limitó a señalar que Gobierno de España y de la Fiscalía General del Estado "será exactamente igual que la que se ha planteado con la iniciativa de D3M".

"Se investigarán las listas en las que se pueda sospechar que pueda tener algún tipo de vinculación o sean continuidad de partidos ilegalizados", afirmó el portavoz del PSE que pidió calma y tranquilidad para que "la Justicia y a los organismos correspondientes del Estado que hagan su trabajo". Un llamamiento que llega después de que, con sus nuevas siglas, D3M, ya en marcha recabando firmas para estar en las elecciones, la izquierda abertzale hiciera un nuevo movimiento con otra de sus marcas, Askatasuna.

Un partido fundado en agosto de 1998, que sólo ha concurrido a unas elecciones (las autonómicas de 2001) y cuya actividad era prácticamente nula hasta ahora pero que el pasado viernes registró en la Junta Electoral vasca a un representante general y un administrador de candidatura, un paso necesario para la presentación de listas de cara a las elecciones. El plazo para presentar candidaturas para las próximas elecciones autonómicas vascas se inicia el próximo miércoles, 21 de enero, y concluye el próximo lunes, el día 26 de este mes.

SE TRABAJA "HACE YA TIEMPO"

Una estrategia que, asegura el Gobierno, no les cogería de sorpresa ya que, según aseguró el secretario de Estado de Justicia, Julio Pérez, "hace ya tiempo que la Abogacía del Estado trabaja para impedir, si llega el caso, que cualquier derivado, sucedáneo o disfraz de Batasuna pueda comparecer a las elecciones". Durante su comparecencia ante los medios con motivo de la reunión con el CGPJ, Pérez señaló que, a la espera de las acciones concretas a emprender en el momento en el que se produzcan las proclamaciones de los candidatos, los Servicios jurídicos del Estado "tiene instrucciones de preparase para impugnar la candidatura que puedan estar al servicio de organizaciones políticas ilegalizadas".

En el mismo sentido se manifestó la Fiscalía General del Estado. El departamento que dirige Cándido Conde Pumpido subrayó que los cuatro oficios que dictó el pasado día 9, que remitió a las Fuerzas de Seguridad y a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, están dirigidos a investigar cualquier movimiento en el entorno de Batasuna que pretenda burlar la ilegalización. Unas pesquisas que podrían incluir también a Askatasuna.

Pero a pesar de los movimientos más que sospechosos de Askatasuna, desde el mundo abertzale se insiste en que su apuesta para las próximas elecciones es D3M. Así lo aseguró la secretaria general del sindicato abertzale LAB, Ainhoa Etxaide, que proclamó que "en estos momentos hay un instrumento y una oferta" de la izquierda abertzale, que es D3M, y exigió que esta plataforma "esté presente en las elecciones". momentos antes de aportar su firma en apoyo de la plataforma abertzale en una notaría de Bilbao, la dirigente de LAB dijo dar "poca credibilidad" a las informaciones sobre Askatasuna aunque afirmó que desconoce si esta formación "puede ser o deja de ser un instrumento" para concurrir a las elecciones.