Actualizado 15/02/2007 20:40

Crónica Gente.- Belén Esteban, reina del abucheo en el carnaval de Santa Cruz de Tenerife

- Valeria Rivera, miembro del jurado de la reina del carnaval chicharerro: "Físicamente mi hijo es igual que Alejandro, pero también tiene muchas cosas de mi"

SANTA CRUZ DE TENRIFE, 15 Feb. (OTR/PRESS) -

Los carnavales de Santa Cruz de Tenerife de 2007 se recordarán para siempre en la capital chicharrera por polémicos. Primero peligraron las festividades en la calle, pero al final esto fue lo de menos, después de lo que se vivió en la gala de elección de Reina del Carnaval, que desde el primer minuto fue motivo de críticas y de abucheos por parte del público asistente. Pero la que fue verdadera reina de los silbidos, sin duda, fue Belén Esteban. La ex del torero Jesulín de Ubrique actuó en la gala, obra de la inspiración del bailarín Rafael Amargo, imitando un polémico número de la cantante Madonna que terminó a duras penas entre insultos y pitidos de los tinerfeños.

Esteban lució cuerpo embutida en una malla rosa y bailó al ritmo de Madonna, con su peculiar desparpajo que utilizó para 'ignorar' los gritos que se escuchaban desde el público. Lanzando un beso al aire, la televisiva se marchó tras acabar su actuación. "Me siento mal, porque nunca antes me habían abucheado", declaró Belén finalizado un espectáculo, que ya traía cola desde hace varios días, ya que el numerito de la Esteban comenzaba con ella crucificada, tal y como hace Madonna en sus shows, un acto por el que medios eclesiásticos habían advertido a la ex de Jesulín, por lo que finalmente apareció ante el público solo sobre un columpio.

Pero no sólo Esteban fue objeto de críticas durante el espectáculo. Desde un principio la contratación de Rafael Amargo como director de la Gala fue muy polémica. De hecho, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, reconoció a los medios haberse equivocado en la elección del bailarín. Dicen los chicharreros que este año el espectáculo fue más un programa televisivo que una fiesta de la ciudad y así lo demostraron pues fueron pocas las actuaciones que se salvaron de las críticas.

Entre los invitados estaban Chayo Mohedano, 'El Gato', protagonista de la telenovela 'Los Gavilanes', Bibiana Fernández o Xavier Deltell. Además, unas declaraciones de Amargo, antes de las fiestas, asegurando que no quería "cuerpos gordos" sobre el escenario, fueron criticadas también por el público. La murga ganadora del concurso no quiso cantar durante la gala al "no estar de acuerdo" con el transcurso de la gala "no cantamos porque no nos sale" reiteraron. Tampoco la elegida finalmente reina del carnaval, Elizabeth García, se salvó de los pitidos: los asistentes denunciaban tongo.

VALERIA RIVERA EN EL JURADO

Precisamente entre los miembros del jurado que escogieron a la nueva Reina del Carnaval estaba uno de los personajes más buscados, en los últimos meses, en el mundo del corazón, Valeria Rivera. Desde que se conoce la paternidad de Alejandro Sanz y desde que concedió una entrevista a una revista, Valeria no se pierde una y va a donde la llamen, además, al contrario que el cantante, no duda en hablar de su hijo: "Físicamente es igual que su padre, pero también tiene muchas cosas de mi", aseguró la diseñadora en declaraciones a Telecinco recogidas por OTR/PRESS.

Durante la entrevista, Rivera no duda en asegurar que no está agobiada por el revuelo que se ha montado entorno a su persona y no le importan la opinión de la gente porque al fin y al cabo "todo el mundo va a criticar, para bien o para mal". Además asegura que no cree que Alejandro se haya enfadado por su nuevo estatus de 'famosa', "por lo menos me ha venido bien para mi negocio", no se cortó en decir la puertorriqueña.