Actualizado 08/02/2007 20:57 CET

Crónica OTAN.- El secretario general de la OTAN promete "más personal, más efectivos y más dinero" para Afganistán

- De Hoop Scheffer: "La comunidad internacional y el pueblo afgano no permitirán que los talibán devuelvan el país a la Edad Media"

SEVILLA/MADRID, 8 Feb. (OTR/PRESS) -

La primera jornada de trabajo de la reunión informal de los ministros de Defensa de la Alianza Atlántica en Sevilla se saldó hoy con un firme compromiso de los 26 mandatarios con Afganistán. "La comunidad internacional y el pueblo afgano no permitirán que los talibán devuelvan el país a la Edad Media", sentenció el secretario general de la OTAN, el holandés Jaap de Hoop Scheffer, que durante el discurso de inauguración aseguró que 2007 será el año en el que la comunidad internacional "dará un paso adelante" en su compromiso con el país asiático y enviará "más personal, más efectivos y más dinero".

La reunión informal de Sevilla, que ha congregado a casi medio millar de periodistas, ha implicado un impresionante dispositivo de seguridad civil y militar. Además de los más de 5.000 agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que se encargan de la seguridad en la capital andaluza y sus inmediaciones, se han desplegado tres aviones de Alerta Temprana de la OTAN, AWACS, ocho cazabombarderos F18 y Eurofighter, una batería de misiles antiaérea y un radar TPS.

"En 2007, toda la comunidad internacional dará un paso adelante en apoyo al pueblo afgano. Se va a comprometer más dinero y se va a dedicar más a la reconstrucción y al desarrollo. Se va a dedicar a la formación del Ejército más personal, más efectivos y más dinero. También se darán más equipos al Ejército Nacional Afgano y a la Policía. Habrá más fuerzas en la ISAF de la OTAN para crear mejor las condiciones necesarias para la reconstrucción y el desarrollo", aseguró De Hoop en su bienvenida a los 26 ministros de Defensa reunidos en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla. A la reunión asiste el propio ministro de Defensa del gobierno de Hamid Karzai.

De Hoop aseguró que, desde el inició de la misión ISAF en 2001, se han logrado "progresos" en derechos humanos, desarrollo, seguridad y democracia pero también se han registrado "retos", procedentes de quienes quieren "robar el futuro" a los afganos y devolverlos a la Edad Media, por lo que proclamó que "la comunidad internacional y el pueblo afgano no permitirán que eso ocurra". "Vamos a garantizar que nuestros esfuerzos serán coherentes con la necesidades de Afganistán", añadió.

LA VÍA CIVIL

Posteriormente, De Hoop participó en un encuentro con universitarios que asistirán durante toda la jornada al Foro de Alto Nivel 'Afganistán y el impacto de la adaptación de la OTAN a los nuevos desafíos'. Durante su intervención, defendió que la respuesta final en Afganistán no puede ser sólo militar, sino que se centra en la reconstrucción y el desarrollo del país, una labor que la OTAN "no puede hacer sola", por lo que destacó la importancia de establecer una relación más estrecha con la ONU, el Banco Mundial, la UE y "todos los demás agentes" internacionales.

"Mucho se ha conseguido", remarcó De Hoop, que comentó que se ha logrado formar un Gobierno democrático, la vuelta de miles de refugiados y la escolarización de niños y niñas, entre otros elementos, si bien "estamos muy lejos de haber alcanzado nuestro objetivo". Según dijo, "el Gobierno afgano y la comunidad internacional tienen que continuar en pro de este proceso, dado que "desafortunadamente existen muchas personas en Afganistán que quieren destruir la construcción de una nación y lo hacen con medios bastantes poderosos, razón por la cual los talibanes deben ser confrontados militarmente".

En este sentido, recalcó que no se podrá producir ningún tipo de desarrollo "sin clima de seguridad", por lo que se necesita una "combinación" de las actuaciones civiles y las militares, tras lo que precisó que la OTAN tiene desplegados en la zona 33.000 efectivos en Afganistán, por lo que "estamos ahí para un largo plazo", aunque "no para siempre, porque nos gustaría ver un ejército nacional y una fuerza policial afgana". Por último el secretario general pidió que "cualquier aliado esté listo para involucrarse a largo plazo en Afganistán" y propiciar una "colaboración muy estrecha dentro de la comunidad internacional".