Antonio Pérez Henares.- El paro es quien acelera

Actualizado 26/04/2008 2:00:24 CET

MADRID, 26 Abr. (OTR/PRESS) -

La oposición al gobierno no está en el parlamento. Está en la calle y en los tajos. José Blanco sale a las ruedas de prensa a refocilarse de lo mal que la están pasando los del PP. Los ministros y las ministras se hacen fotos, muy satisfechos de su poder, sus despachos y sus destinos. Pero el último trimestre 246.600 personas tienen motivos para estar angustiados y tristes. Han perdido su puesto de trabajo.

La encuesta de población activa (EPA) pone al gobierno ante la realidad que ocultaron antes de las elecciones y ante la verdadera situación de España. Hablan de desaceleración pero es el paro y la crisis quienes aceleran. En todo el año la subida del desempleo ha sido de 318.100 personas. Ello nos da otro dato aun más preocupante: en los nueve meses precedentes habian sido tan sólo 72.000 los afectados y ha si cabe, ha sido este trimestre cuando el caballo se ha desbocado.

Puede seguirse metiendo la cabeza bajo tierra y soltando humo.Solbes rebaja a cuenta gotas unas previsiones de crecimiento que ya están mucho más rebajadas en la practica y en todas las prospectivas de organismos internacionales. Dice ahora que creceremos al 2,4 en 2008 y al 2,1 en 2009. No se lo cree nadie. Seguramente el primero en no creérselo sea el mismo. Esconderse de la crisis, pretender no verla, minimizarla es la peor de las actitudes. Significa la mas ciega y nociva de las maneras de afrontarla. Supone una irresponsabilidad de un alcance inimaginable.

El gobierno de los gestos, de las ministras embarazadas pasando revista a tropas en Afganistán, los Zerolos prometiéndose continuados orgasmos y las Bibis sonriéndonos muy hermosa y gaditanamente, están muy bien pero contrastan con la realidad, con la penosa situación diaria de las familias que se encuentran en una situación tan dramática como esta de la falta de trabajo. Para ellos no son precisamente días de vino y rosas sino de angustia por su presente y su futuro.

Antonio Pérez Henares.