Carmen Tomás.- Años difíciles

Actualizado 12/03/2008 1:00:52 CET
Actualizado 12/03/2008 1:00:52 CET

Carmen Tomás.- Años difíciles

MADRID, 12 Mar. (OTR/PRESS) -

Ya no son los catastrofistas, crispadores y antipatriotas de España los que hablan de una economía en franco deterioro. En las últimas horas ha sido el banco alemán Commerzbank el que ha puesto el dedo en la llaga al afirmar que la economía española podría entrar en fase de recesión. Sus estimaciones hablan de un crecimiento del PIB para este año del 1,5 por ciento y del 1 por ciento para 2009.

Commerbank cree que esta caída de la actividad no sólo tiene que ver con el mercado inmobiliario sino también con el descenso de la confianza de consumidores y empresarios. Para el banco alemán, la buena salud de las finanzas públicas debería ser utilizada para realizar una política fiscal más expansiva. En todo caso, considera que si no se llevan a cabo reformas y el BCE no afronta un cambio en la prioridad de su política monetaria, es decir la vigilancia de la inflación, algunos países de la zona euro podrían abandonar la Unión Europea.

El análisis no difiere mucho respecto a lo que se está diciendo desde hace meses muchos economistas y analistas. Quizá va demasiado lejos en los escenarios posibles. Pero, los datos cantan. El sector inmobiliario se ha pinchado. El G-14 ha hablado estos días que se construirá un 75 por ciento menos de viviendas, lo que supondrá casi 1,2 millones de empleos perdidos, sin contar los puestos de trabajo indirectos que genera la construcción. Además, se han conocido datos preocupantes sobre los ingresos del Estado en el mes de enero. La recaudación por IVA ha descendido en el primer mes del año un 16 por ciento y se desaceleran los ingresos por IRPF. También los ingresos por Impuestos Especiales han caído. Estos datos sólo hacen que confirmar un deterioro del consumo profundo y rápido. Esta es la situación. Veremos si el PSOE con las elecciones ya ganadas afronta de verdad la situación, abandona su irresponsable y ridícula posición de que no pasa nada y toma medidas. Lo que nos han contado no tiene nada que ver con las recetas que unos y otros barajan. Aumentar el gasto público, incrementar si fuera necesario la deuda para acomodar todo lo prometido no hará más que aumentar las dificultades. Pero, en fin, esto acaba de comenzar y los remedios buenos, malos o mediopensionistas no se verán a corto plazo y serán sin duda años difíciles para todos.

Carmen Tomás.

OTR Press

Fermín Bocos

El giro de Rivera

por Fermín Bocos

Pedro Calvo Hernando

¿Tezanos se lo inventa todo?

por Pedro Calvo Hernando