Fernando Jáuregui.- Lo que yo espero de Sánchez

Actualizado 08/07/2015 12:24:35 CET

MADRID, 19 Jul. (OTR/PRESS) -

Pedro Sánchez ha irrumpido, creo que para bien, como un elefante en una cacharrería, y sus primeras decisiones han sido, empero, para mal, al menos en mi opinión. Negarse a apoyar la candidatura de Juncker para 'liderar' Europa ha sido, sobre inútil, contraproducente para el papel que el PSOE debe jugar en Europa y desconcertante para los intereses de España. Me consta que el saliente Alfredo Pérez Rubalcaba solicitó a los tres competidores para la secretaría general del PSOE, durante la campaña, que no rompiesen el consenso para que el exprimer ministro luxemburgués fuese nombrado presidente de la Comisión Europea. Fue en vano. Había que dar la 'eurocampanada', y se dio.

Sánchez ha aludido, para justificar una postura que no ha sido comprendida ni por la mayor parte de los propios eurodiputados socialistas, a la opinión existente en las agrupaciones, en la base. ¿De veras ha pulsado todas esas opiniones? No veo, la verdad, a la militancia del PSOE angustiada por el apoyo o no a Jean Claude Juncker, ni, ya que estamos, tampoco los veo alarmados por lo que se haga o no en Europa, que bastantes problemas hay en casa.

Si de verdad quiere distinguirse Sánchez como un elemento rompedor de tantas inercias perversas, creo que tiene terrenos mucho más eficaces, productivos y hasta menos peligrosos que el resbaladizo ruedo de la UE, que él aún ni conoce ni controla. Sin ir más lejos, espero de su discurso de aceptación de la secretaría general socialista, cuando clausure el congreso extraordinario de su partido, alguna alusión a la limitación de mandatos, al desbloqueo de las candidaturas electorales, a la obligatoriedad de las primarias... y a las relaciones del PSOE con UGT. Son muchos quienes aún ven una conexión entre el partido y un sindicato que está en la vitrina de los escándalos. Que no me digan los portavoces de Sánchez que él nada tiene que decir acerca de la trayectoria, tantas veces errada, de una central sindical que siempre se llamó socialista y que necesita urgentemente una renovación a fondo precisamente desde la izquierda posible.

Si de veras quiere protagonizar caminos nuevos, paradójicamente debería Sánchez hablar con una claridad que no empleó, es de temer, en la campaña electoral, y decir qué piensa hacer con respecto a futuros acuerdos con el Gobierno de Rajoy, qué sobre el mantenimiento del consenso constitucional en torno a la Monarquía. O cómo se comportará, siendo ya casi 'candidato in pectore' -presumiblemente, será el único que se presente a las primarias--, durante la larga precampaña que se nos avecina hasta las generales. Si es que Rajoy, por supuesto, no decide acortar la Legislatura, tesis esta que me parece improbable, pese a todos los rumores.

Pues eso: que yo quisiera conocer perfectamente la 'hoja de ruta' de un Pedro Sánchez que ha ganado amplia y limpiamente la carrera a sus dos contrincantes (por cierto, Eduardo Madina, cuyos estados de ánimo experimentan altibajos, estuvo a punto de no concurrir). No me importan tanto los nombres que ya van circulando acerca de quiénes compondrán la próxima comisión ejecutiva federal. Me importa mucho más la declaración programática que espero de alguien como el nuevo líder socialista: ¿hacia un centro izquierda tipo alemán o hacia 'Podemos'?¿Cómo se reestructura la filosofía de esa izquierda que en España aparece ya partida en dos? ¿Son aconsejables las soluciones emprendedoras, de creación de trabajadores autónomos, para solucionar el desolador panorama laboral? Muchos, muchos temas. Aguardo con impaciencia ese discurso de clausura del congreso, ya que de las declaraciones periodísticas no he podido, hasta ahora, deducir respuestas contundentes a estas y otras preguntas.

Pido, por cierto, perdón por preguntar tanto. Creo que ya es hora que los políticos españoles -a ver qué hace Mariano Rajoy en su rueda de prensa de 'final de curso', dentro de un par de semanas- se acostumbren a ser interrogados a fondo y a responder sin evasivas. Y ya he dicho, y repito, que espero bastante, y bueno, de la nueva 'estrella' política. No nos falles.

Para leer más

OTR Press

Antonio Casado

Rajoy: dosis de recuerdo

por Antonio Casado

Fermín Bocos

La Constitución resiste

por Fermín Bocos

Charo Zarzalejos

Trampas en el solitario

por Charo Zarzalejos