José Cavero.- Cataluña, lo que es y pretende ser

Actualizado 21/07/2008 2:00:08 CET

MADRID, 21 Jul. (OTR/PRESS) -

De entre todos los congresos regionales que se han venido desarrollando en las últimas semanas, el del PSC, o socialistas catalanes, merecía un "plus" de notoriedad, tanto como en su momento lo requirieron los del PP catalán o vasco. Las relaciones del PSOE con el PSC no siempre han sido fluidas y confiadas, y siempre se espera, como recientemente decía José Montilla, que Cataluña cause problemas al Gobierno de Madrid. Incluso cuando el molt honorable ha sido anteriormente ministro de Industria de Zapatero...

Ahora, este PSC de Montilla y Molas, tenía la necesidad de relevar a Pascual Maragall. Y de paso, quería definirse. A Maragall lo releva Molas, Y el partido socialista ha señalado que Cataluña es una nación con territorio, lengua y cultura propios, como rasgos que configuran una 'comunidad nacional'. Más datos de esa definición: Está integrada por todos los ciudadanos, con independencia de su origen y lengua. Y ya de paso, el partido reclama una reforma de la Constitución para que Cataluña tenga voz en Europa. Reclama, según la propuesta de las Juventudes socialistas de Cataluña, una reforma federalista de la Constitución, de modo que se incorporen a la Carta Magna los últimos avances del Estado de las autonomías en un sentido federal. ¿Qué avances son ésos?, se preguntará cualquier ciudadano... Y aprueba garantizar el nivel mínimo de catalán y castellano para los inmigrantes.

Eso sí, los socialistas catalanes seguirán sin grupo propio en el Congreso de los Diputados. Pero en el resto de las cuestiones, se tiene la impresión de que Montilla, el charnego y converso, se ha visto en la necesidad de asumir las demandas del sector más catalanista, y de hacerlo precisamente en plena negociación de las Autonomías.

El PSC ha proclamado que Cataluña es "una nación con un territorio, una lengua, una cultura y una historia propias que configuran una comunidad nacional", que la integran "todos los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña con independencia de su origen y de su lengua materna". Los socialistas catalanes recuerdan que son "catalanistas" porque quieren "la libertad y el autogobierno de Cataluña para construir una sociedad abierta, avanzada, inclusiva, capaz de unir en un mismo proyecto a personas de procedencia diversa". "Afirmamos nuestra realidad nacional", lo que significa un "compromiso cotidiano con la lengua y la cultura catalanas", que es "plenamente compatible con el respeto a la lengua castellana que forma parte" del patrimonio cultural de Cataluña.

En la misma declaración, reiteran que "la lucha por el socialismo y para la libertad nacional de Catalunya son objetivos inseparables" de su proyecto político, desde una vocación "internacionalista y solidaria con todos los pueblos del mundo". Se autodefinen como "demócratas, progresistas, catalanistas, europeístas, ecologistas" y también feministas, "gente solidaria" y "de paz" que quiere combatir las desigualdades en el mundo, emprendedores y "apasionada" por la cultura. Todo ello con la finalidad de "construir una sociedad basada en la realización plena y efectiva de los valores de libertad, igualdad, fraternidad, justicia social, sociedad y paz", valores que se contraponen a los privilegios, las desigualdades y el individualismo insolidario".

Manuel Iceta, al considerar esta definición constató que, con esta declaración de principios, los socialistas catalanes logran tomar el espacio "vacío" de "centralidad y moderación" que deja CiU. "Aspiramos legítimamente a representar" este espacio electoral, aseguró el viceprimer secretario y portavoz del PSC, destacando así la apuesta por la centralidad que hacen los socialistas catalanes en este Congreso. Según Iceta, los socialistas catalanes manifiestan que tienen una "idea muy clara" de lo que conviene al partido y a la sociedad catalana.

El Congreso se abrió con palabras del vicesecretario general del PSOE, José Blanco, y fue clausurado por el secretario general del PSOE, Rodríguez Zapatero. Y entre ambas declaraciones del PSOE, todas esas otras definiciones del PSC que no resultarán fáciles de compatibilizar, y ni siquiera de entender por otros socialistas del Estado. ¿Efectividad de todas esas definiciones y tomas de posición ante el futuro? Ninguna. Ahora mismo, y una vez más, lo que preocupa e interesa es un buen reparto de "la pela" del Estado.

José Cavero.