José Cavero.- Moral de derrota en el PP

Actualizado 24/02/2008 1:00:47 CET
Actualizado 24/02/2008 1:00:47 CET

José Cavero.- Moral de derrota en el PP

MADRID, 24 Feb. (OTR/PRESS) -

Me imagino que alguien habrá llamado la atención a Michavila, que ya ha señalado que los debates Rajoy-Zapatero podría perderlos su propio líder, Rajoy, porque Zapatero es más telegénico. Y que alguien habrá llamado la atención a otras relevantes figuras del PP que incluso han 'celebrado' el trastazo que se dio Pizarro frente a Solbes, aunque sólo fuera una celebración 'íntima' y de espaldas a micrófonos y cámaras...

Lo cierto es que ese debate televisivo, el primero de esta temporada final de una campaña interminable, ha zarandeado muy severamente la moral del partido opositor, que a estas alturas revisa el vídeo y extrae consecuencias sobre lo que no debe hacerse en ningún caso en esos dos choques pugilísticos de los dos lunes que restan de campaña. Se sabe que el escenario estará a 21 grados, pero con toda certeza, los contendientes tendrán temperaturas mucho mayores y tensión arterial acaso insoportable... Y es que seguro que han llegado a una misma conclusión en la dirección de los dos grandes partidos: que se puede perder o ganar en esa pelea dialéctica y en las valoraciones de vencedor-derrotado que se harán a continuación en todos los medios informativos, incluidos las dos televisiones que, -dirigidas por italianos por cierto- han preferido 'pasar' de debates y programar, posiblemente, películas, por llevar la contraria a los restantes medios. Qué torpeza, habrán llegado ya a pensar, si se tiene en cuenta que 'los números dos' lograron cinco millones de oyentes o televidentes...

Pues bien, el debate en cuestión, la noche de la colocación de carteles, dejó en muy mal trance al fichaje estrella del PP, Manuel Pizarro, para satisfacción íntima de algunos dirigentes del PP que se vieron injustamente postergados por el 'paracaidista' llegado del formidable finiquito de Endesa. El brillantísimo Pizarro se dio de bruces con un funcionario gris pero buen conocedor de la Hacienda pública. ¿Se repetirá la historia? Ese es el enorme temor del PP, que está interiorizando la posibilidad de que su gran líder, registrador de la propiedad, también pueda verse, de nuevo, abatido por un leonés intrépido que pretende que España supere a Francia en renta per capita con la ayuda de cinco millones de inmigrantes bien integrados...

Está por ver en las inminentes encuestas en qué grado el enfrentamiento de los números dos ayuda a los números uno, pero es muy probable que así sea, y que la escasa diferencia que vienen mostrando los sondeos -que ya oscilan desde un punto a cinco, en los últimos días- vaya agrandándose o ensanchándose. Habrá sido fruto de un debate o dos, tal vez, pero sobre todo, del aguante de cuatro años frente a quienes le acusaban repetidamente de romper la nación, de no saber qué España quiere, de no tener ideas ni proyectos, de pretender destrozar la Constitución, de dar oxígeno a los independentistas, de impulsar ideas y actitudes revanchistas... Zapatero está contestando en sus mítines a tantas intervenciones de Rajoy en el Congreso: "Este no es un país en decadencia. Haremos de los problemas oportunidades de progreso. No se puede mentir ni meter miedo. Firmeza es decirle a Bush ahí te quedas con tu guerra ilegal...".

La campaña está a un extraordinario nivel de interés. Pero aún puede elevarse.

José Cavero

OTR Press

Victoria Lafora

Primer acto de campaña

por Victoria Lafora

Fernando Jáuregui

Hay que repartir nuevas cartas

por Fernando Jáuregui

Antonio Casado

Huellas de la 'Diada'

por Antonio Casado

Fermín Bocos

La situación en el PP

por Fermín Bocos