José Cavero.- El PP terminará aplaudiendo el nuevo modelo de financiación

Actualizado 19/07/2009 14:00:12 CET

MADRID, 19 Jul. (OTR/PRESS) -

Seguimos a la espera de conocer con detalle y minuciosidad las cifras totales de la financiación autonómica, región por región, y los criterios que se han aplicado en el reparto de los dineros públicos. Hasta el momento, apenas se ha conocido alguna parte de las negociaciones, y ha quedado la idea de una disposición muy favorable a pactar con los catalanes del tripartito, prescindiendo de los restantes partidos catalanes, y lo que parece más grave, de las restantes regiones españolas afectadas por el modelo de financiación.

Todo ha estado rodeado de un altísimo grado de desinformación y de una formidable utilización de la demagogia partidista. A favor de esas explicaciones pendientes, interviene hoy el secretario de Estado Carlos Ocaña, en unas declaraciones que efectúa al diario El País, y en las que expresa su estupor por las reacciones cosechadas, sobre todo desde el PP. "Todavía espero que el PP diga qué gran dificultad hay con la financiación. En diciembre, Esperanza Aguirre dijo que estaba encantada".

Considera Ocaña que la posición del partido opositor no refleja los intereses de las CCAA. Para empezar, explica el secretario de Estado que el nuevo modelo contiene, sobre todo, la idea de igualar la financiación per cápita de toda España para los servicios esenciales -Educación, Sanidad y servicios sociales-. Por primera vez, el 80% de la financiación se distribuye con criterios objetivos, las cifras se concretarán con cada una de las CCAA, en comisión bilateral. Pero todo el mundo está más cerca de la media con este modelo de lo que estaban antes.

Ocaña no quiere entrar en el debate de las cifras que se discuten, aunque insiste en que el reparto del dinero adicional es equilibrado. Y se muestra convencido de que cuando llegue el momento, las Comunidades del PP lo van a aceptar, empezando por el reconocimiento de la población real de Madrid, Valencia y Murcia. "La cortina de humo que han querido levantar en el último momento responde a razones ajenas al sistema de financiación", asegura. E insiste en que el nuevo modelo da a todas las Comunidades más recursos que el antiguo. Asegura también Carlos Ocaña que el Gobierno ya ha hecho todas las cuentas y todo está cerrado, salvo algún ajuste técnico mínimo, la negociación está terminada.

Algo que parece rechazar el diario El Economista, cuando sostiene que "el sudoku" no termina de ajustar: a Salgado le faltan 1.155 millones, y el total de la financiación que se añade este año y los cuatro siguientes asciende a 12.400, y no once mil. Naturalmente, confía el secretario de Estado en que los gobiernos de cada una de las Comunidades gaste el dinero adecuadamente, e incluso usen el dinero adicional para pagar parte de lo que deben.

Entre tanto, no cesan las reacciones y derivaciones del acuerdo de financiación autonómica: Montilla se reúne con Zapatero para cerrar un amplio capítulo de desencuentros, la opinión pública catalana se muestra mayoritariamente favorable al nuevo modelo de financiación: La negociación del Govern recibe un apoyo mayoritario, e incluso la mitad de los votantes de CiU le dan su apoyo, según la encuesta de El Periódico de Cataluña.

OTR Press

Victoria Lafora

Seguirán viniendo

por Victoria Lafora

Luis Del Val

¡Qué raro!

por Luis Del Val

Charo Zarzalejos

Disputa por la oposición

por Charo Zarzalejos