Escaño Cero.- "La marca naranja"

Publicado 04/11/2015 12:00:10CET

MADRID, 4 Nov. (OTR/PRESS) -

A los dirigentes del PSOE les empieza a poner nerviosos Ciudadanos. Y es que las encuestas, sin ir más lejos la última publicada por el diario El País, apuntan a que Ciudadanos está a la par que el PSOE en intención de voto.

Así que los estrategas de Ferraz van a continuar repitiendo el mismo "mantra": Ciudadanos es "otra" marca de la derecha.

En la entrevista de Ana Blanco a Pedro Sánchez en TVE, el líder socialista sin ningún rubor calificó a Ciudadanos de "las nuevas generaciones del PP". Una descripción de sal gruesa y que por eso inocua porque a estas alturas a los ciudadanos es difícil engañarles por más que se repita un "mantra" miles de veces.

Ciudadanos es lo que es, un partido de centro, si me apuran tirando al centro izquierda, con un programa claro respecto a los grandes problemas que tiene España, principalmente el problema de Cataluña.

¿Por qué Ciudadanos le está pisando los talones al PSOE? No es que tenga la respuesta pero me parece a mi que lo que diferencia al PSOE y a Ciudadanos es que este último partido tiene un discurso fresco que puede generar ilusión, y sus dirigentes son y parecen más modernos frente a un PSOE que a pesar del relevo generacional parece que se repite en el mismo discurso manido.

Ciudadanos ofrece un cambio, un cambio profundo, que es lo que está demandando la sociedad, pero un cambio tranquilo, sin poner en cuestión lo fundamental y sin experimentos.

Vaya por delante que en mi opinión el programa que va revelando el PSOE tiene muchos elementos positivos, es un programa serio, sólido que puede dar respuesta a muchos de los problemas de nuestra sociedad, aunque continua fallando en lo que se refiere a la configuración del Estado. Creo que los ciudadanos no se terminan de fiar del PSOE al respecto.

En cualquier caso a los dirigentes políticos hay que pedirles que dejen de tratar a los ciudadanos como niños manipulables. Intentar que Ciudadanos pase por un partido de derechas es un error, la prueba es que muchos votantes del PSOE, es decir de izquierdas, están pasándose o pensando en votar a esta opción.

No sé, pero tengo la impresión de que el problema que tiene el PSOE es que buena parte de la sociedad está harta de los dos grandes partidos que han gobernado España durante estas últimas décadas. Ojo, no pongo en la misma casilla de salida al PSOE y al PP.

La modernización de España la han llevado a cabo gobiernos socialistas, y muchas de las leyes de protección social que aún están vigentes, son leyes promovidas por los socialistas. Lo mismo se puede decir en el capitulo de derechos y libertades. De manera que nadie se confunda, no son lo mismo el PSOE y el PP, ni mucho menos.

Pero aún así lo que se palpa en la sociedad es ese deseo de cambio, de que tome el timón gente nueva, de refresco. Y Albert Rivera y los dirigentes de Ciudadanos están sabiendo hilvanar un discurso renovador con propuestas que son una puerta abierta al cambio.

Ese es el quid de la cuestión que para muchos ciudadanos el cambio lo representa la marca naranja en vez del PSOE. Pero no será repitiendo que Ciudadanos es la derecha como Pedro Sánchez y los suyos logren convencer a los votantes de que merece la pena volver a confiar en el PSOE. Repetir ese "mantra", por inútil, les conducirá a la melancolía.

Para leer más

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

¿Hay lugar para la moderación?

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Errejón y los amigos

por Victoria Lafora