Escaño cero.- ¡Qué rabia!

Publicado 12/04/2018 8:00:08CET

MADRID, 12 Abr. (OTR/PRESS) -

De nuevo el sector independentistas parece empeñado en que Cataluña no regrese a la normalidad. Porque de otra manera no se entiende que hayan decidido presentar de nuevo a Jordi Sánchez como candidato a presidir la Geeralitat.

Por un lado algunos independentistas dicen que es necesario el diálogo con el Gobierno pero al mismo tiempo hacen todo lo contrario para que el diálogo sea posible.

Y es que el único camino para que se de ese diálogo pasa porque el sector independentista vuelva a respetar el Estatuto de Autónoma y la Constitución. Solo desde ese respeto y aceptación se puede y se debe de hablar.

Por otra parte, no se sabe lo que el futuro, y la Justicia, deparará a Carles Puigdmeont, Junqueras, Turrull, los Jordis, Forcadell, Puig, etc. Lo que si sé es que han hecho y están haciendo un daño irreparable a España, es decir a todos nosotros.

Lo peor es que este grupo de "golpistas" que han intentado acabar con el orden constitucional, no cejan de intentar desprestigiar nuestro país insistiendo fuera de nuestras fronteras que en España no hay democracia.

Pero son ellos los que han tenido un comportamiento antidemocrático intentando imponer al Estado, es decir a todos nosotros, por la vía de los hechos, una ruptura territorial para dar nacimiento a un nuevo país.

No les ha temblado el pulso a la hora de desobedecer al Tribunal Constitucional, a la hora de saltarse las leyes, a la hora de querer imponer a sus conciudadanos una idea de Cataluña.

Poco les ha importado que más de la mitad de los catalanes no les secunden. Se han erigido en dueños y señores de Cataluña y han decidido que el resto de los ciudadanos españoles no tenemos ni voto en el devenir de esta Comunidad.

Por eso produce desazón que la Audiencia de Scheleswig-Holstein haya decidido hacer caso omiso de todo esto porque Puigdmeont y los suyos no consiguieron el objetivo perseguido. Es decir a los jueces alemanes no les basta con el "intento de golpe".

Me parece a mi que la Unión Europea tendrá que tomar una decisión y afinar más a la hora de decidir que circunstancias se tienen que dar para cumplir o no las euro ordenes de detención dictadas por jueces de la Unión Europea.

Tendrían que haber unos criterios más claros, tanto que no quepan lugar a interpretaciones.

Mientras tanto no cabe más que aceptar la decisión de la Audiencia de Scheleswih- Holstein y encajar las mas que desafortunadas e insolidarias declaraciones de la ministra de Justicia del Gobierno de Angela Merkell por más que dicha ministra se haya "disculpado" diciendo que no se entendieron sus declaraciones.

Me gustaría a mi ver a esa señora en una situación como la nuestra, es decir que uno de sus Lands decidiera separarse por las bravas del resto de Alemania.

¡Ah! y una vez más ha quedado de manifiesto la futilidad de la diplomacia española.

Es una pena que sigamos estando lejos de esa Europa Unida que muchos deseamos.

OTR Press

Charo Zarzalejos

Música para las fieras

por Charo Zarzalejos

Julia Navarro

El pacificador

por Julia Navarro

Fernando Jáuregui

Descuartizado

por Fernando Jáuregui