Julia Navarro.- Escaño Cero.- Los buenos vascos.

Actualizado 15/04/2009 14:00:14 CET
Actualizado 15/04/2009 14:00:14 CET

Julia Navarro.- Escaño Cero.- Los buenos vascos.

MADRID, 15 Abr. (OTR/PRESS) -

Hay que tener coraje para ser socialista o conservador o de centro en el País Vasco. Y hay que tenerlo porque el nacionalismo, el violento y el llamado nacionalismo democrático, ambos, parecen creer que sólo ellos están legitimados (no se sabe por quién) para gobernar en el País Vasco. Parecen creer que sólo ellos, los nacionalistas, son vascos, los buenos vascos que reciben por mandato estratosférico el privilegio de gobernar el País Vasco. Los otros, los que no son nacionalistas son vascos, sí, pero vascos de a lo que parece vascos de segunda.

Desde que se celebraron las elecciones en el País Vasco y se abrió la posibilidad a un gobierno distinto, es decir un gobierno no nacionalista, el PNV viene desligitimando que pueda formarse un gobierno en el que no estén ellos. Han dicho de todo, dolidos como están por creer que la finca, o sea el País Vasco, era suyo y se lo quieren quitar.

Pero la ley es clara y como Patxi López tiene apoyo suficiente para convertirse en lehendakari lo será. Y resulta obsceno escuchar a algunos dirigentes nacionalistas acusar de "frentista" al próximo Gobierno vasco, cuando "frentista" ha sido el Gobierno suyo durante estos años.

El todavía lehendakari Ibarretxe dejó dicho el pasado fin de semana que se puede morir por la patria pero no matar por ella. Una frase hermosa que sin duda cae en oídos sordos. Tan sordos que ETA emitió un comunicado amenazando a Patxi López, en particular, y a los socialistas y populares, en general, por tener la osadía de querer gobernar democráticamente el País Vasco.

Por eso escribo que hay que tener mucho coraje para no ser nacionalista en el País Vasco. Y además de coraje hay que tener convicciones muy firmes, y un afán de servicio a los demás fuera de toda duda. Porque el poder puede compensar a algunos, pero ejercer el poder en el País Vasco, es decir gobernar si no se es nacionalista, es contar de antemano con una sentencia de muerte, que es lo que acaba de hacer ETA.

Creo que todos los demócratas de nuestro país están, estamos, con Patxi López, más allá de cualquier diferencia ideológica. Patxi López representa la mejor opción para la normalidad democrática del País Vasco. Por eso, ETA le ha amenazado y todos los días cuando salga de su casa no podrá evitar una fugaz zozobra, porque no debe de ser fácil vivir con normalidad cuando se tiene una amenaza de muerte encima, y ya sé que las palabras no sirven de consuelo, pero acaso le sirva saber que no está sólo y cuenta con el apoyo y el afecto de todos los demócratas de España. Que tenga suerte.

OTR Press

Antonio Casado

Torra, "torrat"

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Un peligro público

por Fermín Bocos