Pedro Calvo Hernando.- Semana de Zapatero, semana del PP.

Actualizado 17/10/2009 14:00:49 CET
Actualizado 17/10/2009 14:00:49 CET

Pedro Calvo Hernando.- Semana de Zapatero, semana del PP.

MADRID, 17 Oct. (OTR/PRESS) -

José Luis Rodríguez Zapatero ha realizado esta semana una intensa actividad exterior, primero en su reunión con Obama, después en su periplo por el Próximo Oriente, siempre tocando los problemas sustanciales del mundo en que vivimos. Y lo ha hecho con aplomo, con convicción y con el moderado éxito que se puede alcanzar desde la responsabilidad de una potencia media como es España. La crisis económica y los problemas de la paz y la estabilidad planetarias obviamente han llenado sus preocupaciones, sus esfuerzos y sus encuentros, siempre como preparación de su presidencia de turno de la Unión Europea, que desempeñará durante el primer semestre del próximo año. En suma, como prácticamente siempre, el presidente del Gobierno español se esfuerza por cumplir con sus obligaciones, con los aciertos y con los errores propios de quien hace algo, de quien se dedica a gobernar y a trabajar por la solución de los problemas de dentro y de fuera. Y aguantando todas las críticas, algunas de ellas fundadas, con el buen talante que desde siempre le caracteriza.

También durante toda la semana, el partido que pretende ser alternativa se ha dedicado exclusivamente a emitir los ruidos de la caja de grillos y de la espuerta de gatos pequeños en que se ha convertido, aportando al trabajo nacional e internacional los escándalos de corrupción masiva y los sobresaltos para todos nosotros en forma de nuevos e interminables episodios de mentiras, negación de evidencias y propalación de presuntos motivos para la vergüenza ajena, para la vergüenza de todos nosotros. Sobre quién ha mentido más esta semana o quién nos ha producido más vergüenza podríamos establecer una competición, que no ganaría precisamente la gran víctima oficial que ha sido Ricardo Costa, pese a sus indudables méritos en la carrera endiablada en que estos chicos andan enfangados. El panorama desde el puente no permite ver otro futuro que el hundimiento de las perspectivas políticas y electorales del PP, por respeto a la lógica y a la equidad políticas y con permiso de las encuestas publicadas hace dos semanas.

OTR Press

Charo Zarzalejos

Vuelta a las urnas

por Charo Zarzalejos

Isaías Lafuente

Se buscan culpables

por Isaías Lafuente

Julia Navarro

En busca del centro

por Julia Navarro