25 de mayo de 2020
 
Actualizado 02/04/2008 0:00:42 +00:00 CET

Pedro Calvo Hernando.- De Soraya a Pepe Bono

MADRID, 2 Abr. (OTR/PRESS) -

A lo mejor le sale bien a Rajoy su final apuesta por una línea de lealtad personal y de independencia de grupitos y emisoras ultras. Aunque lo estuvo dudando hasta última hora, la opción por Soraya Sáenz de Santamaría como portavoz en el Congreso ha sido la decisión más emblemáticas en el supuesto camino hacia la moderación y el alejamiento de la línea aznarista que había caracterizado su actuación durante toda la anterior legislatura. Algo parecido puede decirse de su opción por Pío García Escudero en el Senado. Vamos a ver en qué queda todo, pasando por el congreso del partido de finales de junio. No está claro que Aznar y el aznarismo vayan a conformarse con la rebeldía de Rajoy y tienen medios más que suficientes para amargarle la existencia, cuando no para desmontarlo a medio o no tan medio plazo. Lo que está pasando en el PP puede acrecentar la guerra interna entre las dos líneas que se disputan a hegemonía desde antes ya de las elecciones del 9-M.

En el partido adversario, el PSOE, las cosas se desarrollan satisfactoriamente. Zapatero coloca a Pepe Bono al frente del Congreso de los Diputados sin desgastarse en forzar el apoyo ahí de los nacionalistas vascos y catalanes, a los que se permite el lujo de regalarles una presencia en la mesa del Congreso. Incluso, en el caso del PNV, a pesar de la incomprensible decisión de éste de no apoyar el desalojo de su puesto de la alcaldesa de Mondragón y demás primeros ediles de ANV en otros Ayuntamientos. Tampoco pasa nada si el presidente en funciones es investido la próxima semana en segunda votación en el caso de que CiU y PNV no lo voten en primera. No pasa nada. Si así ocurre, comenzará la legislatura con las manos más libres y nadie duda de que luego, cuando de verdad le haga falta, contará con el apoyo nacionalista. La cercanía del PSOE a la mayoría absoluta le permite gobernar con tranquilidad y sin sobresaltos. Los siete votos que le falten cuando los temas requieran mayoría absoluta los puede sacar sin drama ninguno. Podrá gobernar con "decisionismo", que falta hace.

Pedro Calvo Hernando.

"