Victoria Lafora.- Servicio no solicitado

Actualizado 28/08/2008 2:00:31 CET

MADRID, 28 Ago. (OTR/PRESS) -

Telefónica le sorprende un día con la grata noticia de que, en la pantallita de su teléfono, puede ver el número de la persona que le llama y así decidir si descuelga o no el aparato. El primer pensamiento es: qué compañía tan moderna, tan volcada en sus clientes, que sin consultar pone a su disposición este servicio. Toda esa reflexión es imaginaria y solo podría producirse en el país de Jardilín. Porque en uno llamado España, y con la compañía Telefónica que todos conocen, lo primero que hay que hacer es sospechar cuánto van a tardar en cobrar ese invento que han instalado sin consultar y cual va a ser el precio del mismo. Así ha ocurrido con el identificador de llamadas que la empresa ha decidido facturar como un servicio añadido cuando al cliente, en su momento hace dos años, nadie le preguntó si quería ver instalado este u otro tipo de adelanto para mejorar sus comunicaciones.

Son las trampas de siempre, un día te lo encuentras, te acostumbras a usarlo y lo que empieza siendo una promoción gratuita se convierte de pronto en un supuesto servicio que, al parecer, has contratado sin saberlo y por el que tienes que pagar. La organización de consumidores Facua va a denunciar a Telefónica por este cobro abusivo y otras organizaciones de consumidores pretenden que el Ministerio de Sanidad y Consumo obligue a Telefónica a desactivar con carácter general este servicio "gratuito" y que todo aquel usuario que desee tenerlo, previo pago, faltaría más, contacte con la compañía y suscriba el correspondiente contrato. Pero no a la inversa. No hay porque darse de baja de lo que no se ha pedido.

Bastante gana la compañía como para incrementar el recibo, de matute, un 3,6 por ciento de media mensual, en pleno verano y en mitad de una crisis económica, que a muchos les hace llegar con dificultad a fin de mes. Porque si no triunfa la iniciativa, y no quiere pagar por lo que fue una oferta gratuita, no le va a quedar más remedio que armarse de paciencia y llamar al 1004, atención al cliente y solicitar la baja en el servicio. Mientras hace esa gestión, calcule lo que va ingresar Telefónica cada mes con los cincuenta céntimos que van a pagar ocho millones de clientes abonados a su servicio, y no desespere.

Victoria Lafora.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Refugio de esperanza en Palabek

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Caos en la Generalitat

por Victoria Lafora

Carmen Tomás

El PP presenta programa

por Carmen Tomás