Actualizado 21/07/2022 18:09

Cómo funciona la plataforma de seguridad Samsung Knox

Plataforma de seguridad Samsung Knox
Plataforma de seguridad Samsung Knox - SAMSUNG

   MADRID, 20 Jul. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Samsung refuerza su apuesta por la seguridad con su plataforma Samsung Knox, que presenta nuevas funcionalidades para garantizar la protección de los usuarios particulares y las empresas, tras anunciar que ya son más de 20.000 compañías las que utilizan estos servicios en todo el mundo.

   Desde su presentación en 2013, Samsung Knox ha evolucionado hasta convertirse en una plataforma de gestión de seguridad integral, que protege los dispositivos móviles de millones de usuarios y empresas en todo el mundo frente a las amenazas más sofisticadas.

   La plataforma Samsung Knox parte de las soluciones de seguridad que Samsung incorpora desde un primer momento -en la etapa de fabricación- en los chips de los diferentes dispositivos. De esta manera, protege a las empresas y a los consumidores que usan teléfonos, tabletas, ordenadores u otros productos de la marca.

   En total, ya son más de 100 millones los dispositivos de Samsung "desde el momento en el que el usuario lo saca de la caja y lo enciende", explica la empresa. Estos dispositivos cuentan con funciones de seguridad de varias capas para 'hardware' y 'software' que están siempre habilitadas.

   En concreto, contienen mecanismos de defensa y seguridad superpuestos que protegen los datos personales o de la empresa contra intrusiones, 'malware' y amenazas maliciosas. Además, la plataforma de seguridad Samsung Knox es la base de diversas soluciones y servicios, como aplicaciones personales Samsung y soluciones empresariales.

ESPACIOS CIFRADOS E INDICADORES DE PRIVACIDAD

   Entre las soluciones disponibles para usuarios y empresas está 'Secure Folder', un espacio privado y cifrado que se puede crear en los dispositivos Galaxy y que permite almacenar los datos privados y aplicaciones con total seguridad.

   Los dispositivos de la compañía también ofrecen la opción de controlar de una manera sencilla qué aplicaciones tienen acceso a la ubicación del usuario y cuándo pueden recurrir a ella. De la misma forma, se puede excluir la publicidad, eligiendo desde el propio dispositivo móvil qué aplicaciones pueden mostrar anuncios.

   Por otro parte, los dispositivos Samsung cuenta con un indicador de privacidad que permite conocer de manera instantánea si una aplicación intenta acceder al micrófono, a la cámara o a la ubicación. De esta manera, el usuario puede bloquear cualquier amenaza para la seguridad de sus datos.

   Otra función interesante es la posibilidad de usar la huella digital como 'llave' de acceso a las carpetas privadas. Asimismo, al estar conectada con la aplicación Samsung Health, la plataforma Samsung Knox puede proteger los indicadores y datos de salud que se generen, algo que también preocupa a los usuarios.

SOLUCIONES PARA EMPRESAS

   A esta seguridad de base se suma la cartera de soluciones en la nube Knox, que permite a las empresas configurar, personalizar, implementar y administrar sus dispositivos para satisfacer necesidades diversas y específicas. "Knox protege tu dispositivo desde dentro hacia afuera, para que los datos confidenciales sigan estando seguros allá donde te lleve el trabajo", explica la empresa a través de un comunicado.

   En el nuevo contexto laboral, marcado por la pandemia y el aumento del teletrabajo, los riesgos de ciberseguridad se han disparado. Las tecnologías de privacidad de Samsung buscan dar la protección y el control que el usuario necesita y, en estos momentos, la plataforma Samsung Knox cuenta con más de 70 millones de dispositivos administrados al día.

   "Nuestro compromiso es garantizar que nuestra plataforma de seguridad Samsung Knox y el conjunto de soluciones que la acompaña tengan un rendimiento óptimo tanto en el presente como en el futuro, a fin de satisfacer las crecientes necesidades de nuestros clientes en adelante", reitera la empresa.

   Para ello, incorpora también la solución Samsung Knox Vault, que funciona como una caja de seguridad que aísla físicamente los números PIN, contraseñas y otra información privada para que los piratas informáticos no puedan acceder a ella. Mediante esta herramienta Samsung encripta los datos más sensibles y los protege de ataques físicos, gracias a un algoritmo mejorado que también evita los ataques de canal lateral.

   "La capacidad de Samsung Knox Vault de almacenar la información sensible -como las claves de Android Keystore, SAK, datos biométricos y credenciales de blockchain- evita el acceso de terceros, incluso si la contraseña se ha visto comprometida", concluye la compañía.

Más información

Advertisement