26 de febrero de 2020
 
Actualizado 08/11/2011 9:44:30 CET

Las compañías que están en la UE deben cumplir la normativa europea de protección de datos

Viviane Reding
REUTERS

BRUSELAS, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Justicia, Viviane Reding, ha defendido este lunes que "las compañías que dirigen sus servicios a los consumidores europeos deben estar sujetas a la legislación de protección de datos de la UE", incluido las redes sociales, a pocos meses de que Bruselas presente a finales de enero de 2012 propuestas legislativas para actualizar la directiva de Protección de Datos comunitaria que data de 1995.

"Creemos que las compañías que dirigen sus servicios a los consumidores europeos deben estar sujetas a la legislación de protección de datos de la UE. De lo contrario, no debería poder hacer negocios en nuestro mercado interno", ha explicado Reding en una comparecencia conjunta con la ministra de Protección al Consumidor alemana, Ilse Aigner, tras reunirse en Bruselas para precisamente para discutir cómo reforzar la normativa comunitaria de protección de datos.

Reding, que no ha querido aclarar cómo va a impedir Bruselas actividades de empresas extranjeras que no respeten la normativa comunitaria, ha dejado claro que esta premisa "también es aplicable a las redes sociales con usuarios en la UE". "Queremos garantizar que cumplen la legislación de la UE y que la normativa de la UE se aplica, incluso aunque esté basado en un tercer país e incluso aunque sus datos se almacenen en un 'cloud'", ha justificado.

La comisaria ha defendido además que "los usuarios deben estar en control de sus datos", motivo por el cuál la futura normativa europea "debería requerir que los consumidores den su consentimiento explícito antes de que se utilicen sus datos". "Y en general, los consumidores también deberían tener el derecho de eliminar sus datos en cualquier momento, especialmente los datos que cuelgan ellos mismos en Internet", ha agregado.

Reding ha insistido en que la protección de datos es una cuestión de "gran relevancia para consumidores y empresas" y por tanto "necesita abordarse a nivel europeo, a través de estándares elevados y comunes europeos de alcance global".

"El Tratado de Lisboa ofrece a Europa la oportunidad única para modernizar y reforzar las normas de protección de datos ahora. Creemos que como resultado del proceso de reforma, los consumidores en Europa deben ver fuertemente protegidos sus datos, con independencia del país de la UE en el que residan y con independencia del país en el que las compañías, que procesan sus datos personales, están asentadas", ha concluido.

El 90por ciento de los europeos se muestra a favor de garantizar los mismos derechos de protección de datos en la UE, según una reciente encuesta del Eurobarómetro. El 70por ciento de los europeos está preocupado por la utilización de sus datos personales por compañías y considera que sólo tiene control parcial sobre los mismos, mientras que el 74por ciento defiende que tengan que dar su consentimiento para recoger y procesar sus datos en la Red y el 75por ciento que pueda eliminar la información personal cuando lo desee.