Actualizado 20/02/2017 15:59

Alemania insta a los padres a deshacerse de Cayla, la muñeca conectada que conversa con los niños

My Friend Cayla
GOOGLE PLAY

   MADRID, 20 Feb. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La Agencia Federal de Redes de Alemania, que regula las telecomunicaciones en el país, ha instado a los padres para que se deshagan de la muñeca Cayla debido a los peligros que supone tenerla en casa, porque puede ser 'hackeada' para espiar y exponer los datos de los menores.

   Cayla es una muñeca inteligente de Genesis Toys, que estas navidades estuvo en el punto de mira de muchos reguladores europeos y estadounidenses. Cayla interactúa con los niños, con quienes mantiene conversaciones que quedan grabadas y almacenadas.

   La Agencia alemana, como recoge BBC, explica que la muñeca cuenta con micrófono y conexión Bluetooth poco segura que puede dar lugar a que un tercero acceda a este juguete y escuche la conversación que el niño o la niña mantiene con Cayla, o para hacer que la muñeca diga frases o palabras ofensivas y obscenas, por ejemplo.

   La presencia del micrófono y la conexión Bluetooth hacen de este juguete un dispositivo con características para el espionaje, lo que no está permitido por ley. Según el medio citado, que menciona a su vez a medios alemanes, la ley prohíbe los dispositivos que ocultan cámaras o micrófonos, lo que convierte a la muñeca en un 'gadget' potencialmente ilegal.

   Vivid Toy, responsable de la distribución de esta muñeca, ha asegurado que los problemas de seguridad han sido resueltos, si bien los expertos en ciberseguridad alertan de que no es así.

   Cayla no es un problema aislado para la privacidad de los menores. En general, los juguetes inteligentes y conectados se encuentran en el punto de mira de las agencias y compañías de seguridad por los riesgos que entrañan.

   VTech y Fisher Price son solo dos ejemplos de jugueteras que han visto cómo sus sistemas eran 'hackeados' y los datos de miles de niños y padres quedaban expuestos o se vendían en la Red. Entre esos datos estaban los nombres, direcciones, emails y contraseñas de los usuarios.

Más información