Actualizado 15/03/2016 15:47:26 +00:00 CET

Cubetto, un pequeño robot de madera que enseña a los niños a programar jugando

   MADRID, 15 Mar. (EDIZIONES/Portaltic) -

   ¿Quieres que tu hijo aprenda los fundamentos básicos de la programación para el futuro? ¿Y, además, sin que para ello tenga que dejar de divertirse? Cubetto, un pequeño robot de madera, es tu solución para enseñarle código de manera entretenida y tangible, ya que no necesita pantallas para funcionar.

   Tabletas, teléfonos móviles - y robot-teléfonos -, ordenadores, Internet de las cosas en el hogar, coches inteligentes. Cada vez son más las cosas que necesitan ser programadas (aplicaciones o software) para poder funcionar. En una sociedad con vistas a un futuro predominantemente tecnológico, que los niños y jóvenes en edad aún de estudiar tengan, al menos, los conocimientos básicos de programación es casi fundamental, sobre todo por las puertas que les abrirá en unos años.

   Que los pequeños de la casa se sirvan de esta rama como una herramienta educativa para aprender cosas nuevas es algo muy bueno, sobre todo si lo hacen jugando, ya que así las posibilidades de que el aprendizaje sea mejor y duradero serán mucho más altas.

   Cubetto no es el primer robot destinado al público infantil para esta cuestión, sino que ya ha habido otros antes, pero se trata de un proyecto de Kickstarter que está arrasando mientras busca financiación. ¿Su principal característica? Que los niños hacen que el robot se mueva creando funciones en una consola de forma tangible y sin necesidad de pantallas o de manual de instrucciones con el que los niños se quedarán, probablemente, dormidos mientras alguien se lo lee.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

APRENDER JUGANDO, ¿QUÉ HAY MEJOR?

   La empresa tras su creación, Primo Toys, ha desarrollado el robot de forma que, se hable el idioma que se hable, todos los niños mayores de 3 años sean capaces de jugar con él y, sobre todo, aprender, ya que basta con utilizar los dedos para hacer que el robot se mueva.

   Cada robot viene con una consola de programación física en la que hay 16 bloques de colores que, según se posicionen o muevan, servirán para programar funciones con las que Cubetto se mueva hacia todas las direcciones. El objetivo que tendrán que superar los niños es que el robot recorra un mapa que viene especificado en un libro ilustrado que incluye el paquete.

   De esta manera, los pequeños podrán ir aprendiendo nociones básicas de código, ya que tendrán diferentes líneas para rellenar y un botón que servirá para activar la secuencia. Además, el panel también da la posibilidad de que el aparato haga determinados giros o de que se activen ciertos sonidos.

   Según vayan cumpliendo años e incrementando su capacidad de aprendizaje, el robot no quedará obsoleto, ya que se basa en lenguaje Arduino, algo que da la posibilidad de ampliar sus posibilidades al poderse modificar para programar nuevas funciones.

   Además, Primo Toys ha puesto a disposición de los interesados 'packs' de expansión, con lo que los niños podrán vivir diferentes “aventuras” mientras hacen andar o girar al aparato.

   Gracias, probablemente, a que incorpora el concepto de aprender jugando y sin tener una pantalla de por medio, el 'crowdfunding' superó en un 200 por ciento la cantidad mínima que pedían para salir adelante en tan solo tres días. Aunque el Cubetto se pudiera adquirir por 145 dólares hace unos días, actualmente el precio mínimo es de 195 dólares ya que han agotado muchas de sus existencias. Los envíos se realizarán en septiembre de 2016.

   Se trata de la segunda versión de Cubetto, ya que Primo Toys presentó la versión anterior hace más de un año, pero la mejora es notable. Ahora el robot cuenta con capacidad de expansión, además de que es más sencillo de utilizar para los más pequeños. “Empezando a programar desde edades tempranas es una ventaja, y comenzar con algo divertido, algo con lo que realmente se lo pasen bien, significa aprender mejor y más rápido”, afirma la empresa en la plataforma del proyecto.