La impresora portátil Instax Mini Link es un complemento para adornar las fiestas con fotos instantáneas

Actualizado 28/10/2019 13:17:28 CET
La impresora portátil Instax Mini Link.
La impresora portátil Instax Mini Link. - EUROPA PRESS

   MADRID, 27 Oct. (EDIZIONES/Portaltic) -

Instax Mini Link es el último dispositivo de la familia de fotografía instantánea de Fujifilm, pero en este caso introduce una diferencia que aúna el mundo analógico y el digital: se trata de una impresora portátil con la que es posible obtener las fotografías realizadas con el 'smartphone', pero en formato instantáneo.

   Instax Mini Link está disponible en España desde principios de octubre. El dispositivo hace gala de un diseño compacto y pequeño (no mayor que un teléfono actual), inspirado en las cámaras Instax, que facilita su carácter portátil.

   La herencia de las cámaras instantáneas está muy presente, y la impresora se alimenta de los mismos carretes que utilizan las cámaras Instax de Fujifilm (su versión de las Polaroid). Solo vienen diez fotos por carrete, así que es mejor pensarse qué imprimir y qué no.

El resultado son el mismo tipo de fotos, que se van revelando lentamente delante de tus ojos, de pequeñas dimensiones y con marco blanco que se obtienen con una cámara instantánea analógica. Esto trae sus pros y sus contras: son fotos nostálgicas y bonitas, pero no siempre se consigue la más alta calidad.

CONTROL FÁCIL

   La impresora destaca su facilidad de controles, con un solo botón, el de encendido, que además indica el estado de la impresora, como si está conectada o no. Mediante la conectividad Bluetooth, resulta sencillo vincularla a un 'smartphone' con la aplicación 'Instax Mini Link', en la que se muestra la cantidad de batería y de fotos restantes en el carrete.

   Resulta un dispositivo fácil de transportar, y además al cambiarlo de posición pueden realizarse acciones de control: hay que colocarlo de pie para activar el modo vertical, y en horizontal para el modo horizontal. Otro control útil es la reimpresión, con la que se puede volver a imprimir la misma foto al colocar la impresora boca abajo y pulsar el botón de inicio.

   Como sistema de alimentación, incorpora una batería interna, que se carga por cable USB, aunque este es corto (apenas 20 centímetros). La duración de la batería tampoco es un punto a destacar: en las pruebas que hemos realizado, tras un uso de algo más de una hora e imprimir cinco fotografías seguidas, la carga se redujo en más de la mitad.

MODOS BÁSICOS DE IMPRESIÓN

   La impresora de Fujifilm se controla desde el móvil con la aplicación (gratuita) Instax Mini Link, que ofrece tres modos de impresión: impresión simple, con el que se imprimen fotos de la galería; impresión de vídeo, para elegir fotogramas de vídeos; y cámara Instax, conectado a la cámara del móvil, para mantener la esencia instantánea.

   La 'app' cuenta con un editor de fotos básico, con tres filtros (blanco y negro, sepia y automático), y la opción de corregir los valores de brillo, contraste y saturación, así como de reencuadrar las fotos para adaptarlas al marco de Instax. Es un editor intuitivo pero bastante limitado, aunque el formato de las fotos no exige más.

MODO ENTRETENIMIENTO PARA FIESTAS

   Además de estos modos, Instax Mini Link se orienta para fiestas a través de su modo entretenimiento, una pestaña presente en su aplicación que ofrece cuatro funciones dirigidas a entretenerse imprimiendo fotos con otras personas o también solo.

   'Impresión de fiesta' es la característica más social, permitiendo editar fotografías de manera conjunta con amigos conectados, y con un modo sorpresa en el que hasta cinco personas envían fotografías por Bluetooth sin que el resto las vea y se elige cuál se imprime de manera aleatoria.

   Además, la impresora puede usarse también para ligar (o simplemente para hacer la broma con amigos) con la función 'test de compatibilidad', un juego en el que se obtiene el porcentaje de afinidad entre dos personas respondiendo a un test de cinco preguntas que ambos deben contestar y subiendo una foto de los dos juntos (o dos fotos por separado) que se imprime junto con los resultados.

   Los otros modos para entretenerse, estos ya no necesariamente en fiestas, son el collage, para combinar varias fotos en un solo diseño, y la impresión de marco, con la que se puede añadir marcos predefinidos a las fotografías, como de flores, formas geométrica o mensajes de felicitación.

En conjunto, Instax Mini Link es un dispositivo que apela a la nostalgia de los aficionados a la fotografía 'amateur' y que, a pesar de su sencillez técnica, anima a ser social y a divertirse imprimiendo fotos tomadas con el 'smartphone' pero con un aire 'vintage' en fiestas con amigos.

Contador

Para leer más