LG reinicia el desarrollo de su próximo 'smartphone' de gama alta, que retrasará su lanzamiento hasta abril

380115.1.644.368.20180115165047
Vídeo de la noticia
Actualizado 15/01/2018 17:51:47 CET

   MADRID, 15 Ene. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La compañía tecnológica LG ha reiniciado desde cero el trabajo de desarrollo de su próximo 'smartphone' de gama alta, que prevé suceder a su modelo G6, por orden de su vicepresidente y CEO, Jo Seong-jin. El lanzamiento de este terminal, inicialmente previsto para marzo, se retrasará de este modo hasta abril.

   Un cargo anónimo de LG ha confirmado al medio surcoreano The Investor que Jo ordenó durante la feria Consumer Electronics Show (CES) la paralización del desarrollo de este próximo modelo, identificado extraoficialmente como LG G7, y el reinicio del proceso desde cero.

   Esta fuente ha avanzado que la compañía ofrecerá información a mediados de febrero sobre la nueva fecha de lanzamiento de este 'smartphone', siendo abril el mes previsto para que arranque su comercialización. Inicialmente la presentación del nuevo gama alta de LG apuntaba a producirse a finales de febrero, mientras que el lanzamiento se produciría en marzo.

   El citado medio recoge unas declaraciones de esta fuente anónima en las que asegura que se especula internamente que el fabricante asiático no ha sido capaz de encontrar un punto fuerte que incentive las ventas de este próximo dispositivo.

   The Investor también ha recordado que Jo Seong-jin aseguró en una rueda de prensa durante CES 2018 que la empresa anunciará nuevos terminales "cuando sea necesario", y que el simple hecho de que su competencia lance nuevos dispositivos no le obliga a hacer lo mismo.

   Para el medio surcoreano, estas palabras avanzaron un cambio de estrategia de LG para su segmento móvil, ya que el vicepresidente también aseguró que se estaba valorando mantener más tiempo en el mercado sus actuales modelos o cambiar el nombre de la línea. Sin embargo, un portavoz de la marca ha asegurado que el mensaje de Jo simplemente se refería a la búsqueda de nuevas estrategias de marketing.

   El 'smartphone' a debate apuntaba a reducir el tamaño de los marcos en su pantalla con respecto a su predecesor, G6, pero mantendría su relación de aspecto de 18:9. Además, presentaría un módulo de doble cámara en su frontal, aunque uno de los sensores formaría parte del primer sistema de reconocimiento de iris de la compañía.