Motorola One Action es un 'smartphone' que aspira a reemplazar las cámaras de acción

Actualizado 27/08/2019 16:52:00 CET
El móvil Motorola One Action
El móvil Motorola One Action - EUROPA PRESS 

   MADRID, 18 Ago. (Roberto Corrales/Portaltic) -

Es un 'smartphone', sí, pero también puede hacer las veces de cámara de acción. Esta es la filosofía que ha seguido Motorola para diseñar su nuevo móvil, Motorola One Action, un terminal que destaca por el vídeo y por su triple cámara trasera con una lente gran angular.

   Ya desde la caja, Motorola One Action es una cámara de acción, ya que se vende con los accesorios para acoplarla al manillar de una bicicleta, la moto o un patinete, por ejemplo. En la pruebas que hemos realizado en Portaltic, y gracias a sus 117 grados, hemos apreciado una imagen de gran amplitud y apariencia similar a la que se consigue con las GoPro.

   Además, Motorola añade una serie de funciones que desde su propio terreno logran conseguir una mejor experiencia que una cámara de acción, consiguiendo una imagen de buena resolución (Full HD 1.920 x 1.080 píxeles) y estable a pesar del movimiento gracias a sus algoritmos de estabilización de imagen con IA.

   Entre el resto de detalles, se agradece que el vídeo se grabe de forma horizontal incluso cuando el terminal se sujeta de forma vertical, facilitando así por ejemplo grabar mientras el móvil está sujeto al manillar de la bicicleta al hacer una ruta o al salpicadero del coche en un viaje por la montaña, por ejemplo.

   Por lo demás, la cámara triple consigue unos buenos resultados, pero se aproxima más al nivel de un gama media que de un gama alta. Se trata realmente de una cámara dual de 15+5MP (F/1.8), similar a la de otros modelos de Motorola como la serie moto g aunque con un foco crítico bastante preciso para poder jugar con el 'bookeh'.

DISEÑO: CÁMARA PERFORADA Y 21:9

   En cuanto a diseño, One Action apuesta por un material de plástico resistente, que refuerza con su solidez su carácter de cámara de acción (incluye certificación de resistencia IPX2 a líquidos y polvo) y que además complacerá a los más modernos con un patrón de puntos que estiliza su trasera.

   No obstante, el nuevo terminal del ya clásico fabricante de teléfonos móviles destaca especialmente por dos decisiones: la cámara frontal perforada en pantalla y la relación de aspecto especialmente alargada de 21:9.

      Europa Press

   El ratio de 21:9 es una elección bastante particular, presente también en el Xperia 1 de Sony, pero poco común. Logra que, aun con su pantalla de 6,3 pulgadas resulte un dispositivo más cómodo de agarrar con una mano, pero no tanto de manejarlo bien y llegar a los extremos con el pulgar.

   Teóricamente mejora la visualización de contenidos inmersivos (es el mismo ratio que el del cine), pero dado que la plataformas de contenido como YouTube y Netflix trabajan habitualmente con 16:9, lo que se obtienen son dos desagradables barras negras en los lados.

   La otra decisión es la cámara frontal perforada (12 MP, F/2.0), que es de un tamaño considerablemente grande y desaprovecha una gran cantidad de la pantalla como para considerarse ser una elección justificada. Se percibe más como una imitación de gamas altas del mercado que apuestan por sensores mucho más pequeños como el Honor View20 o los Samsung Galaxy S10 o Note 10.

         Europa Press

ANDROID PURO Y DESBLOQUEO

   El nuevo terminal de Motorola hace uso de Android One, es decir, el sistema operativo móvil de Google en su versión pura, sin añadir capa de personalización del fabricante y con tres años de soporte de actualizaciones de seguridad incluido.

   Este sistema no solo garantiza contar siempre con la última versión de Android disponible, sino que además ofrece una serie de atajos extremadamente útiles como el que permite hacer una captura de pantalla con tres dedos en la pantalla o activar y apagara la linterna agitando dos veces el móvil.

   El sistema mantiene el lector de huella dactilar en la parte trasera como metodo preferente de desbloqueo, con una solución elegante (con el logo de Motorola sobre el sensor) y de funcionamiento rápido y preciso. El reconocimiento facial también ofreció buenos resultados en las pruebas.    

       Europa Press

   Entre el resto de características, a destacar su batería un tanto discreta de 3.500 mAh (algo escasa para quien de verdad quiera usarlo para grabar largos vídeos) que ofrece carga rápida de 15W pero que solo se vende con un cable de 10W, por lo que el que quiera la carga más rápida posible tendrá que hacerse con un cargador por separado.

   En conclusión, se trata de un dispositivo interesante sobre todo por las funciones de vídeo que ofrece y que puede resultar muy útil para aquellos aventureros que se llevaban la GoPro a todas partes (y dejaban el móvil a buen recaudo), sin tampoco tener que rascarse el bolsillo más allá de la gama media (279 euros, 4+128GB).

Para leer más