Publicado 19/04/2016 11:54:15 +02:00CET

Root, el robot de Harvard para enseñar a programar a los más pequeños

Root
HARVARD

   MADRID, 19 Abr. (EDIZIONES/Portaltic) -

   No es el primero ni el único dispositivo que llega para aplicar el código a la vida real. Cada vez son más los robots, 'gadgets' y plataformas que buscan enseñar a los más pequeños las nociones básicas sobre el código. Entre ellos, la Universidad de Harvard ha lanzado ahora Root, un pequeño robot conectado a una 'tablet' para enseñar programación.

Root es un robot hexagonal creado por los expertos en robótica del Instituto Wyss de Harvard. El robot funciona a través de una conexión con un 'tablet'. En la aplicación, llamada Square, los niños cuentan con iconos de diferentes formas y colores que se convierten en comandos: acercarse al código sin necesidad de utilizar el código.

   El 'hardware' de Root no se modifica, pero su 'software' permite cambiar entre los distintos niveles y avanzar desde lo más básico para alumnos de primaria hasta lo más complejo, para alumnos más avanzados o de mayor edad. Pese a que el funcionamiento principal de Root es a través de los símbolos y las señales, permite un paso más: se puede acceder al código si los niños ya controlan a la perfección sus fases anteriores.

    "Lo que hace Root es traer la codificación a la vida de una manera extremadamente divertida y accesible. Los niños que no tienen experiencia en la codificación pueden estar programando robots en cuestión de minutos”, explica uno de los investigadores del preoyecto, Raphael Cherney, al blog de noticias de Harvard. "La codificación que se enseña en un teclado de ordenador es un proceso abstracto que no tiene una relación con el mundo real”, añade. Pero Root, al igual que el resto de 'gadgets' para los más pequeños, utiliza la programación para entender el mundo real.

No es el único robot y todo indica que seguirán siendo muchos los que se sumen a un catálogo apoyado por los responsables de las compañías más punteras de tecnología: Bill Gates, Mark Zuckerberg o Jack Dorsey, entre otros, coinciden en la importancia de la programación desde edades tempranas. “Todos en este país deberían aprender cómo programar una computadora, porque eso te enseña a pensar”, dijo Steve Jobs en el documental sobre Silicon Valley, el 'Triunfo de los nerds'. La programación, cada vez más, deja de ser algo exclusivo de adultos.