El ataque terrorista a Charles Hebdo y el "efecto Streisand"

Actualizado 13/10/2017 10:42:41 CET

MADRID, 7 Ene. (Carlos Hergueta/Portaltic) -

   ¿Sabes lo que es el llamado "efecto Streisand"? Pues te lo vamos a explicar. Te lo vamos a explicar porque es un fenómeno que se suele producir en Internet de cuando en cuando y que te interesa conocer de forma, digamos, general. Y te lo vamos a explicar hoy porque hoy es algo que debes conocer, tras el ataque terrorista a la revista francesa Charlie Hebdo. Hoy debes ayudar a que este fenómeno no pare. 

   Para explicar lo que es el efecto Streisand, vamos a recurrir a la definición que se puede encontrar en Wikipedia, que es muy acertada: "es un fenómeno de Internet en el que un intento de censura u ocultamiento de cierta información fracasa o es incluso contraproducente para el censor, ya que esta acaba siendo ampliamente divulgada, recibiendo mayor publicidad de la que habría tenido si no se la hubiese pretendido acallar".

   En resumidas cuentas: al intentar callar una boca, se abren millones de bocas más, indignadas, para hablar de ese intento de censura y del contenido a censurar. Este nombre, "efecto Streisand", se comenzó a utilizar en 2003. Y aunque es algo que también se había producido antes en el pasado, nunca lo había hecho con tanta fuerza como la que permiten las redes sociales.

   Volvamos a su curioso nombre. Este fenómeno fue bautizado así debido a uno de los primeros grandes casos documentados, acontecido hace 12 años, tras un incidente relacionado con la actriz estadounidense Barbra Streisand

   La actriz y cantante denunció al fotógrafo Kenneth Adelman y la página de fotografías pictopia.com por 50 millones de dólares. Exigía que se retirase una foto aérea de su casa de una publicidad que contenía imágenes de la costa de California, alegando su derecho a la privacidad.

   El periódico San Jose Mercury News se dio cuenta poco después de que aquella imagen que Streisand quería apartar de la esfera pública se había hecho muy popular en Internet. Con su intento de censura, Barbra Streisand consiguió que una información en un primer momento era intrascendente para la inmensa mayoría del público, acabase obteniendo una gran repercusión mediática.

   Volvamos al presente; al horror que ha tenido lugar hoy en París. Un grupo de terroristas ha asaltando la revista satírica Charles Hebdo y han acabado con la vida de 12 de sus trabajadores. Los asaltantes hablaban perfecto francés y decían ser miembros de Al Qaeda, según ha relatado una de las dibujantes de la publicación que ha sido testigo de los hechos. Podéis encontrar más información sobre el suceso aquí.

   El objetivo de los terroristas era asestar un duro golpe a una revista que en ocasiones ha publicado viñetas satíricas sobre el Islam, aunque lo cierto es que si por algo se ha caracterizado esta revista es por disparar a todo tipo de religiones y gobiernos, cuando hay algo que criticar. Es decir, es una revista consagrada a la libertad de prensa y al humor.

   La anterior sede del Charlie Hebdo ya había sido incendiada en noviembre de 2011 tras el anuncio de la publicación de un número bautizado 'Charlie Hebdo' (término francés de la sharia, la ley islámica) con Mahoma como "redactor jefe". La web de esta polémica publicación también ha sido 'hackeada' en varias ocasiones.

   El nuevo ataque buscaba inyectar miedo en el corazón de los informadores y silenciar. Afortunadamente, como ha ocurrido en anteriores ataques a la libertad de prensa, el "efecto Streisand" ha hecho acto de presencia. Las redes sociales se han llenado de mensajes apoyando a la revista y los internautas están compartiendo con velocidad las portadas más polémicas que los terroristas querrían hacer desaparecer.

   En este enlace puedes ver unos cuantos ejemplos de cómo el "efecto Streisand" está consiguiendo que esta revista, hasta ahora desconocida por muchos a nivel internacional, tenga mayor notoriedad que nunca y que los terroristas hayan conseguido exactamente lo contrario de lo que pretendían.

   No dejes de compartir algún mensaje o fotografía para defender la libertad de informar. Hoy es Charles Hebdo, pero mañana podría ser cualquier otro medio de información.