Actualizado 30/12/2011 14:53 CET

Google, Facebook y Twitter irán a la huelga por la 'Ley Sinde' de EE.UU.

Google
TOPRANKONLINEMARKETING FLICKR CC

MADRID, 30 Dic. (Portaltic/EP) -

Algunos países, entre los que se encuentran España y Estados Unidos, quieren poner freno a la piratería digital por medio de leyes, cuanto menos, polémicas. Estas normas buscan bloquear páginas web que atenten contra derechos de autor. Esta pretensión de los legisladores resulta ridícula para los expertos, mientras que los grandes gigantes de Internet se muestran en contra.

Uno de los "padres" de Internet no solo se opuso a leyes como la disposición segunda de la Ley de Economía Sostenible de España, conocida como 'Ley Sinde', o la Stop Online Piracy Act (SOPA) estadounidense; directamente las considera implanteables. Vint Cerf, actual vicepresidente de Google, opina que "no es posible" bloquear información en la Red, pues siempre encontrará un camino para seguir fluyendo.

La de Cerf es una de las oposiciones más validas del sector, pues participó en la creación de Internet desde sus cimientos. Y a esta postura se unen la de usuarios y grandes empresas. Sirva de ejemplo que el apoyo a la ley SOPA le ha costado a Godaddy.com, uno de los mayores proveedores de dominios de Internet, la pérdida de miles de clientes.

Por su parte, grandes empresas de Internet como Google, Facebook, Twitter, LinkedIn, la enciclopedia online Wikipedia y la organización Creative Commons se han mostrado en contra.

Las grandes compañías de Silicon Valley aseguraron en una carta que la Ley SOPA invade la privacidad de los usuarios y "supone un grave riesgo para el desarrollo de la innovación y de la creación de empleo, así como para la seguridad cibernética" del país. Sergey Brin, uno de los fundadores de Google, dijo que esta ley pondría a Estados Unidos "a la par de las naciones más opresivas del mundo".

Los gigantes de la Red se están tomando muy en serio una ley impulsada por la asociación cinematográfica estadounidense (Motion Picture Association of America, RIAA). Donde los legisladores y la asociación ven una solución a la piratería, Facebook, Google, Twitter o Amazon ven una amenaza a su desarrollo e, incluso, a su propia existencia.

Por eso, según ha informado Cnet, estos titanes de Internet prevén una estrategia coordinada y simultánea: mostrar una pantalla en negro en la que publicarán advertencias anti-censura. En su misiva, solicitarán a los usuarios que se pongan en contacto con la esfera política para pedir el voto en contra de la ley SOPA.

LA LEY SINDE ESPAÑOLA

En el caso español, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó una ley que contempla el cierre de páginas web que atenten contra derechos de autor.

La ley fue aprobada en el Congreso el pasado mes de marzo, quedando pendiente de regulación. Esta ley se envió al Consejo de Estado a finales de octubre y a partir de ese momento ya podía ser aprobada por Real Decreto en el Consejo de Ministros.

Durante semanas se rumoreó que el Gobierno del PSOE aprobaría la ley antes de ceder el testigo al PP, aunque finalmente no fue así y la pelota ha quedado en el tejado de Mariano Rajoy y su equipo de gobierno.

Impulsada por la ex ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, la ley supuestamente tendría detrás al gobierno de los Estados Unidos, tal y como reveló un cable de Wikileaks publicado por El País.