Actualizado 29/11/2011 12:48 CET

Sale a subasta el contrato con el que nació Apple

Contrato De Fundación De Apple
SOTHERBY'S

MADRID, 29 Nov. (Portaltic/EP) -

El contrato original que dio lugar a la creación de Apple, firmado por Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne, que poco después abandonó la compañía, será subastado el 13 de diciembre en Nueva York por Sotheby's. Se espera que se paguen por él varias decenas de miles de dólares.

Para Steve Jobs, su compañero en Atari Ronald Wayne era un tipo "increíble", según contó a su biógrafo. La influencia de Wayne, que ya había creado su propia empresa cuando conoció a Jobs en Atari, fue el último empujón para la fundación de Apple Computer.

Los dos Steves había trabajado en varios proyectos juntos antes de la fabricación del primer Apple y del nacimiento de la compañía, como por ejemplo con bromas que tenían alguna base tecnológica. Además, Wozniak ayudó a crear una versión de 'Pong' que habían encargado a Jobs en Atari.

Wozniak fue el genio creador de los primeros productos Apple. Es lo que ocurrió con el Apple I, que el ingeniero diseñó tras ver la hoja de especificaciones del Altair en una reunión de aficionados a la informática. Era uno de los primeros ordenadores personales del mundo, pero Wozniak sabía que podía mejorarlo.

La idea de Wozniak era crear un ordenador que funcionara de forma independiente en una pantalla. El 29 de junio de 1975, puso a prueba su software y vio cómo por primera vez lo que escribía en el teclado del ordenador aparecía directamente en la pantalla. Fue un paso clave para comenzar a transformar la tecnología de consumo.

JOBS SE EMPEÑÓ EN COMERCIALIZARLO

El Apple I fue creado por Wozniak, y su visión era muy abierta. Diseñó el ordenador para que esta tecnología llegara de manera gratuita a otras personas. Sin embargo, ahí es donde intervino Jobs. El visionario co-fundador de Apple convenció a Wozniak para que comercializaran el Apple I, que prácticamente vendieron de puerta en puerta, con un acabado tosco y nada profesional.

Para la creación de la empresa, Wozniak tenía que dejar HP, donde trabajaba entonces. Antes de que se fundara Apple, el ingeniero ofreció a la empresa, con la que se sentía comprometido, sus diseños. Sin embargo, HP los rechazó.

Ron Wayne fue determinante para convencer a Wozniak para dar el salto de fe necesario para el lanzamiento de Apple como una asociación de pleno derecho. De esta forma, Wayne obtuvo una participación del 10 por ciento de Apple Computers.

Asi fue como el 1 de abril de 1976, Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne se reunieron para redactar y firmar el convenio de colaboración para la Apple Computer Company. El nombre de la empresa fue elegido por ser simple, sencillo y natural; y en recuerdo de un campo de manzanas en el que Jobs había trabajado con unos amigos en la época más 'hippy' de su vida.

El documento, escrito por Wayne, está formado con lenguaje jurídico, pero relativamente sencillo. En él se detalla las acciones, y Jobs tiene asignado un 45 por ciento del total de todos los derechos, títulos e intereses sobre y para la empresa. El mismo porcentaje que Wozniak.

CUANDO WAYNE DEJÓ APPLE

Sin embargo, Wayne estaba aterrorizado por la creación de la empresa. Los "Steves" eran más jóvenes y no tenían nada que perder. Él, sin embargo, tenía bienes que perder y la experiencia de una empresa que había fracasado. De esta forma, once días después de la firma del contrato, Wayne presentó una declaración de retirada y una enmienda, donde se acuerda pagarle 800 dólares a Wayne "en consideración de la renuncia al porcentaje de propiedad" de Apple Computers.

Wayne sigue vivo y hoy sería multimillonario. Sin embargo, vive de forma más que humilde. En ese sentido, según recoge la última y única biografía oficial de Steve Jobs, Wayne "nunca lamentó retirarse", porque adentrarse en este nuevo reto le "iba a suponer un esfuerzo considerable".

El documento representa el "primer capítulo de una historia asombrosa", ha explicado la casa de subastas. Sotherby's espera que el documento alcance un valor de entre 100.000 y 150.000 dólares (75.000 y 112.000 euros) cuando se subaste el 13 de diciembre en Nueva York.

La última gran subasta de un producto relacionado con la "prehistoria" de la actual compañía de la manzana, fue la de un Apple I. Este ordenador personal, con carcasa de madera, alcanzó un valor de 50.000 dólares (37.400 euros).

Enlace relacionado:

- Sotheby's: (http://www.sothebys.com/es/catalogues/ecatalogue.html/2011/f...)