Actualizado 15/01/2016 11:32 CET

Un robot jurídico que ayuda a la gente con sus consultas legales

Donotpay
YOUTUBE

   MADRID 15, (Portalgeek)

    Joshua Browder, el estudiante británico de 19 años que ya apareció en los medios hace un año por su portal para reclamar multas injustas, ha vuelto a aparecer de la mano de un abogado robot que ayuda al público con sus dudas sobre temas legales.

    Para ello ha creado un programa que podría hablar con los usuarios, generar recursos y responder a preguntas como si se tratase de un ser humano especializado en este ámbito.

    Esta idea nació tras la puesta en marcha de DoNotPay, el sistema creado para apelar multas. Los usuarios tenían dudas sobre algunas de las cuestiones relacionadas con ello y preguntaban al joven por email. Sin embargo, la cantidad de correos electrónicos en su bandeja de entrada era cada vez mayor y no era capaz de dar solución a todas las consultas. "Para resolver este problema, me di cuenta de que la mejor manera de ayudar a la gente sería la creación de un programa informático que pudiera hablar con los usuarios, generar recursos y responder a preguntas como un ser humano", ha explicado a Mashable en un correo electrónico.

Este programa plantea a los usuarios una serie de preguntas, que deben responder y cuyas respuestas acumula el robot-abogado para guardar los datos relevantes. Una vez que dispone de suficiente información, generará una carta de defensa para la persona. De esta forma el usuario se verá respaldado bajo la presencia del robot que podrá manejar documentos de gran importancia para poder hacer frente a algunas cuestiones jurídicas generales.

   El robot utiliza la comparación de texto basada en palabras clave, en el orden de las palabras y en los pronombres, y el algoritmo mejora con el uso, es decir, cuantas más personas utilicen el robot, mejor y más completa será la información. Además, el contenido de los recursos generados por el robot es respaldada por la libertad de los datos de información y asesoramiento jurídico que recoge el joven.

    "Si el robot no puede responder, proporciona un mensaje genérico y útil que ofrece al usuario algunas frases de muestra o la opción de ponerse en contacto conmigo directamente," ha explicado. "Cada vez que el robot no puede contestar, me notifican", ha añadido.

Para leer más