Stephen Hawking: "Los ordenadores serán superiores a los humanos dentro de un siglo"

Más información

Publicado: jueves, 14 mayo 2015 13:17

MADRID, 14 May. (Portalgeek) -

   El físico teórico Stephen Hawking cree que los seres humanos no serán los pensadores más inteligentes del planeta dentro de cien años, serán los ordenadores, por eso, advierte, tenemos que estar preparados.

   "Los ordenadores superarán a los seres humanos con la Inteligencia Artificial en los próximos cien años. Cuando eso suceda, tenemos que asegurarnos de que los equipos tengan objetivos alineados con los nuestros", dijo Hawking durante la conferencia Zeitgeist 2015 celebrada en Londres.

   Esta no es la primera vez que Hawking habla sobre la importancia de la inteligencia artificial y de la amenaza potencial que podría plantear. El físico dijo en diciembre en la BBC que la inteligencia artificial "podría significar el fin de la raza humana".

   Hawking no es el único líder de tecnología y pensamiento científico que está preocupado por la IA. A principios de este año, él y el CEO de Tesla, Elon Musk, firmaron una carta abierta instando a la precaución en el desarrollo de la Inteligencia Artificial; Bill Gates, por su parte, dijo estar de acuerdo con ellos, recalcando que deberíamos estar preocupados.

   Entre los que consideran que la Inteligencia Artificial no es necesariamente malo está el CEO de Google, Larry Page. Al hablar con el Financial Times el año pasado, señaló que añadir mayor cantidad de máquinas a la fuerza laboral podría beneficiar a la economía.

PREOCUPACIÓN EN LA ONU

   La Organización de las Naciones Unidas también ha mostrado su preocupación por las acciones que puedan realizar los robots en relación con la seguridad de los seres humanos, lo que motivó una reunión en Ginebra el pasado mes de abril para trata el tema.

   En concreto, lo que la ONU cree es que los creadores de inteligencias artificiales no tendrán en cuenta las tres leyes ideadas por Isaac Asimov, por las que ningún robot podía causar daño o dejar que un humano fuera herido o muriera.