Publicado 24/08/2018 17:30CET

El 52% de los adolescentes intenta reducir el uso que hace de los teléfonos móviles

Adolescentes con móvil
PIXABAY/CC - Archivo

   MADRID, 24 Ago. (Portaltic/EP) -

   El 54% de los adolescentes estadounidenses considera que pasa demasiado tiempo pegado a las pantallas y algo más de la mitad ha intentado en algún momento limitar el uso de sus dispositivos, ya se trate de móviles (52%), redes sociales (57%) o videojuegos (58%).

    Para elaborar el estudio, el Pew Research Center, centrado en información relacionada con actitudes y tendencias de la población estadounidense, ha encuestado a 743 jóvenes de entre 13 y 17 años, además de a 1058 padres. Sus conclusiones indican que algo más de la mitad de los jóvenes de Estados Unidos son conscientes de que pasan demasiadas horas con su móvil o con otras pantallas

   El 54% de los jóvenes considera que pasa demasiado tiempo con el 'smartphone', cifra que se reduce al 41% si evalúan la cantidad de horas dedican a las redes sociales. Si se habla de videojuegos, el porcentaje de aquellos que creen exceder lo recomendado cae hasta el 26%.

    La encuesta muestra que existe dependencia a los dispositivos por parte de los adolescentes, pues el 72% de estos afirma que a menudo consulta las notificaciones nada más levantarse. Un poco menos de la mitad (el 45%) afirma estar conectado de forma casi constante. Esa fijación al móvil también repercute en los hábitos escolares, aunque solo el 8% de los jóvenes afirma que se desconcentra en clase por atender mensajes.

    La falta del 'smartphone' también se nota. El 56% de los encuestados relaciona la ausencia del móvil con soledad, enfado o ansiedad. Cuatro de cada diez dicen sentirse ansiosos si no cuentan con su teléfono cerca. Las chicas tienen una mayor probabilidad de sentir ansiedad o soledad que los chicos, según el estudio.

   Además de identificar el problema, parte de los adolescentes ha tratado de establecer límites al uso excesivo de los dispositivos. Así, el 52% de ellos ha tratado de reducir las horas que pasa con el teléfono, mientras que el 57% intenta disminuir el tiempo que dedica a redes sociales y el 58% también ha limitado su consumo de videojuegos.

    Sean o no conscientes de hacer un uso excesivo del teléfono, los jóvenes en su conjunto intentan disminuir el número de horas pegados a las pantallas de una forma similar. Esto se evidencia al ver que la cifra de aquellos que creen exceder el máximo saludable y recortan horas de juego es muy similar a la de aquellos que piensan que realizan un uso responsable y, aún así, optan por alejarse del móvil (53% frente al 55%, respectivamente).

   En lo respectivo a los padres, el 86% de ellos afirma saber cuál es el tiempo de uso de móvil adecuado para sus hijos, y el 57% de ellos establece restricciones para tratar de acercarse a esa duración. Dentro de aquellos que ponen límites, son más propensos a hacerlo quienes tienen hijos entre 13 y 14 años (71%).

   Aunque son los encargados de establecer los límites para sus hijos, los mayores son menos conscientes de exceder el uso recomendado de móvil, pues solo el 36% de ellos reconoce hacer un uso excesivo de él. Además, el 51% de los niños afirma haber visto a sus padres distraídos con el teléfono cuando ha intentado hablar con ellos.