Así funciona la tecnología que combate la desconexión rural llevando Internet a los 5 millones de españoles más aislados

(16.00)Sergio
CAMBIUM
Publicado 04/04/2019 16:00:42CET

   MADRID, 4 Abr. (Portaltic/EP) -

   La España rural ha levantado la voz, con una gran manifestación que recorrió el pasado 30 de marzo las calles de Madrid, y los partidos políticos recogen algunas de sus demandas ahora que se acercan las elecciones generales. Uno de los puntos que causa mayor controversia es el de la desconexión de estos municipios, con 5 millones de personas sin acceso a Internet.

   En comunidades como Asturias, Galicia, Murcia o León el porcentaje de hogares desconectados se sitúa muy por encima del 15 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Para hacer frente a esta situación el Consejo de Ministros aprobó un Acuerdo sobre las directrices generales de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico.

   Dentro de los objetivos transversales, el Ejecutivo se compromete a garantizar una plena conectividad territorial, con una adecuada cobertura de internet de banda ancha y de telefonía móvil en todo el territorio, de acuerdo con la Agenda Digital Europea 2020. Ahora falta por ver a qué tecnología se va a recurrir para lograr este objetivo.

   Un buen acceso a Internet no solo podría ayudar a los habitantes de estas zonas a teletrabajar o asistir a clases a distancia, sino también a las empresas locales que, con una óptima conexión a Internet, podrían impulsar el desarrollo empresarial de sus municipios con nuevos modelos de negocio.

   Este ha sido uno de los temas que se han abordado en la feria ASLAN 2019, que se celebra el 3 y 4 de abril en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, y en la que han participado más de 7.000 profesionales del sector, además de expertos en el área de tecnología de la Administración Pública.

EL SATÉLITE COMO ALTERNATIVA

   El satélite se postula como una de las alternativas para garantizar una plena conectividad. Eurona, multinacional española de telecomunicaciones, planea iniciar una ronda de contactos con todos los partidos políticos para insistir en que tan importante como las infraestructuras de transporte es también el acceso a Internet "de manera inmediata y viable".

   La compañía explica que los pueblos se topan en la mayoría de los casos con la falta de infraestructuras de telecomunicaciones que no llegan por no resultar rentable para las compañías. El satélite, por su parte, se presenta como "una tecnología de última generación para acercarles Internet de forma inmediata".

   "Es un deber del sector público y privado poner medidas como estas encima de la mesa para acabar con la brecha digital, ofrecer conectividad a todos los municipios, estén donde estén, y crear condiciones de vida y de trabajo que contribuyan al poblamiento activo y estable de la España rural", señala Fernando Ojeda, Consejero Delegado de Eurona.

   Sin embargo, el principal problema de esta tecnología -muy orientada a un usuario de una vivienda aislada o pequeña empresa- es la capacidad y latencia, lo que complica cuestiones como el consumo de vídeo o de juegos.

BANDA ANCHA INALÁMBRICA DE NUEVA GENERACIÓN

   Frente al satélite está la opción de los operadores inalámbricos y su tecnología de banda ancha, que permiten llevar Internet de alta calidad sin necesidad de cableado. Para ello, hace falta la instalación de radioenlaces en puntos elevados y una serie de repetidores, puntos de acceso y antenas para conectar cualquier punto de la geografía.

   Precisamente en el marco de la feria ASLAN la compañía Cambium Networks ha presentado su nuevo equipo ePMP3000, que multiplica por cinco las prestaciones de los sistemas anteriores y permite a las pequeñas y medianas operadoras (Wireless Internet Services Providers, WISP) "mejorar el rendimiento de su negocio y la satisfacción de sus clientes".

   "Internet se ha convertido en un derecho. Es un bien de primera necesidad, tal y como declaró la ONU en junio de 2016. Los jóvenes no pueden estar en un entorno rural sin Internet de calidad y lo mismo ocurre con los negocios", explica el director de Cambium Networks, Javier Gómez, que reclama más ayuda por parte de la administración.

   En este sentido, Gómez denuncia que se ha vivido durante los últimos años "la fiebre de la fibra", con las administraciones y empresas gastando mucho dinero en estas instalaciones y olvidándose de los lugares a los que el cable no puede llegar.

   "Hay ayudas para el despliegue de estos otros sistemas, pero también muchas trabas", añade el director de Cambium, que recuerda que solo una veintena de operadoras (de las 400 que trabajan en España) se han asociado al plan de subvenciones que ofrece Red.es. "Es un fracaso", sentencia.