La Asociación de Internautas firma las doce directrices de The Public Voice para regular la IA

Recurso de inteligencia artificial
EUROPA PRESS
Publicado 02/01/2019 18:56:02CET

   MADRID, 2 Ene. (Portaltic/EP) -

   La Asociación Española de Internautas ha firmado este miércoles las doce directrices universales de la coalición internacional The Public Voice para regular el diseño y el uso de la Inteligencia Artificial (IA).

   La agrupación española de internautas ha decidido apoyar las doce directrices universales, que contribuyen a "garantizar que las personas retengan el control sobre los sistemas que crean", como ha asegurado su presidente, Víctor Domingo, en un comunicado a Europa Press.

   Entre los principales aspectos de las directrices de The Public Voice, la Asociación de Internautas ha destacado que "la responsabilidad principal de los sistemas de IA debe residir en aquellas instituciones que financian, desarrollan y despliegan estos sistemas".

   De esta manera, la agrupación española se suma a esta iniciativa que ya han respaldado más de 200 expertos mundiales en Inteligencia Artificial y que también han apoyado más de 50 organizaciones de todo el mundo, pidiendo su aprobación al gobierno de Estados Unidos.

LAS DOCE DIRECTRICES UNIVERSALES SOBRE IA

   Las directrices universales contienen un total de doce principios entre los que se incluyen tanto derechos como deberes para instituciones y empresas. Su primer punto es el derecho a la transparencia, por el que todas las personas tienen derecho a conocer la base de una decisión de AI que les concierne.

   Asimismo, The Public Voice contempla el derecho a la determinación humana, es decir, a reclamar una determinación final hecha por una persona, así como la obligación a identificarse a la institución responsable de un sistema de IA. Otro de los principios recoge la obligatoriedad de que los sistemas sean imparciales.

   Los sistemas de IA, según los principios, están obligados también a rendir cuentas, con las instituciones como responsables de las decisiones, como también debe garantizarse la exactitud, confiabilidad y validez de las decisiones, así como a que los datos sean de calidad.

   Entre el resto de obligaciones, se encuentra que los sistemas de IA deben evaluar los riesgos y respetar la seguridad pública, así como protegerse ante las amenazas de ciberseguridad. Los creadores de una IA tienen la obligación de terminar el sistema si se pierde el control humano.

   The Public Voice prohíbe también el establecimiento de perfiles secretos, así como de la puntuación unitaria, por la que ningún gobierno nacional puede establecer una puntuación de propósito general en sus ciudadanos o residentes.

Contador