Celestino García (Samsung): "El mercado español tiene una sensibilidad al precio mayor que el resto de Europa"

Celestino García (Samsung), en la presentación del Galaxy A9 en Milán (Italia)
EUROPA PRESS
Publicado 11/10/2018 13:27:08CET

   MILÁN (ITALIA), 11 Oct. (Portaltic/EP) -

   Samsung ha presentado este jueves en Milán (Italia) sus nuevos Galaxy A7 y Galaxy A9, en una apuesta decidida de la compañía coreana por dotar de especificaciones 'premium' a su gama media y media-alta. Así lo explica su vicepresidente corporativo para España, Celestino García, quien recuerda que se trata de un segmento "muy importante" que representa un 28 por ciento en volumen y un 32 por ciento en cifra de negocio dentro del mercado español.

   En una entrevista concedida a Portaltic, García ha afirmado que "el mercado español tiene una sensibilidad al precio mayor que el resto de Europa", comparado principalmente con el centro y norte de Europa, y añade que la franja que va de los 200 a los 400 está suscitando "un gran interés". En este segmento se ubica el Galaxy A7, con su cámara triple trasera, que ya se distribuye en España a un precio de 349 euros.

   Por su parte, el Galaxy A9, que incorpora una cuarta cámara en la zona trasera, llegará al mercado español a mediados de noviembre por 599 euros. Este segmento de categoría media-alta supone entre un 12 y un 14 por ciento del mercado y se espera que sea uno de los que más crezca en los próximos años.

   El perfil de consumidor de gama media al que se dirige Samsung es el 'millennial'. "Un nuevo tipo de consumidor absolutamente digital, que presta mucha atención a todo aquello que amplifica su vida. Un usuario que considera la tecnología parte de su vida", agrega Celestino García. "Para ese usuario estamos diseñando todos estos dispositivos", ha apostillado.

   En lo que respecta a aspectos técnicos, el vicepresidente corporativo de Samsung España destaca el "papel fundamental" que han adquirido la cámara y la pantalla, al tiempo que celebra el abaratamiento de las tarifas de datos por parte de las operadoras, que permiten consumir muchos más contenidos a través de los dispositivos móviles cuando el usuario está fuera de casa o de una zona WiFi.

   En este sentido, insiste en el valor de "una buena pantalla AMOLED de hasta 6,3 pulgadas", junto a un procesador y una batería que mejora el rendimiento del terminal. Esta mejora de prestaciones tanto en las gamas media-alta como en el sector 'premium' responde también -según García- a la "pérdida de foco que están sufriendo los PC o los dispositivos 2 en 1" respecto a los 'smartphone' tanto para el uso personal como para el profesional.