Publicado 01/02/2018 17:24CET

Las compañías de medios se fijan en la Nube para transformarse ante el cambio de audiencias, según Sony

Cloud, big data, nube
PIXABAY

   MADRID, 1 Feb. (Portaltic/EP) -

   Debido a los cambios en las tecnologías móviles, el consumo de contenidos televisivos por parte de la audiencia ha descendido, especialmente en los sectores más jóvenes. Aunque su uso aún resulta minoritario, las compañías de medios podrían beneficiarse de utilizar la Nube para cambiar la distribución de contenidos, según ha apuntado Sony Professional Europe.

   Según el último Informe Nielsen sobre la Audiencia Total, el grupo de 'millennials' de edades entre 28 y 36 años ve la televisión un 25% menos que hace cinco años. En cuanto a los adolescentes y 'millennials' jóvenes, entre los 18-27 años, esta cifra aumenta hasta el 40%.

   La televisión tradicional tiene que cambiar y adaptarse a los hábitos de consumo de sus audiencias actuales y adaptar su distribución de contenidos mediante el uso de la Nube, una necesidad que ha recalcado el jefe de Marketing y Comunicación en Sony Professional Europe, Stuart Almond, en un comunicado difundido por la compañía.

   En la actualidad, servicios como Netflix y Spotify acumulan una gran cantidad de usuarios, con 109 y 50 millones de suscriptores a nivel global, respectivamente. Más del 87% de estos usuarios usa una segunda pantalla complementaria a la televisión para consumir contenidos.

LA INDUSTRIA DESCENTRALIZADA Y LA INFRAESTRUCTURA, BARRERAS

   A pesar de sus beneficios, el uso de la Nube por parte de compañías de medios es aún minoritario, por razones tales como la descentralización de la industria mediática, según ha apuntado Sony. La compañía ha resaltado como barrera para Nube las inversiones en infraestructuras tradicionales, que puede sortearse al migrar los datos a la Nube por fases, así como la necesidad de formar a sus empleados en la materia.

   Además de los grandes productores mediáticos, gracias a la escalabilidad de la Nube, esta tecnología puede facilitar también proyectos desde una productora de cine independiente hasta 'streamings' en festivales de cine.

   Entre los principales beneficios de la Nube, desde Sony destacan la mejora de la eficiencia operacional. Si el contenido se sube a la nube en el mismo momento de ser grabado, el proceso de creación del producto final se acelera al resultar accesible en tiempo real tanto a directores como a productores, editores, ingenieros de sonido, entre otros.

MEJORA DE LA EFICIENCIA OPERACIONAL

   La rapidez de acceso a los contenidos puede beneficiar también a la audiencia, con un tiempo de respuesta al contenido que se reduce a alrededor de dos horas, frente a una semana en la televisión tradicional.

   Asimismo, estos contenidos llegan antes a las generaciones más jóvenes y se facilita el almacenamiento y categorización de archivos históricos, permitiendo así que estos programas antiguos sea accesible y también se monetice.

   En un panorama en el que muchas productoras de contenidos televisivo están llegando a acuerdos con servicios de distribución de contenidos como Netflix o Amazon Prime, Almond y Sony apremian a estas compañías a adaptarse al nuevo entorno y a los nuevos hábitos de consumo del público.