Google rechaza frente a la UE el establecimiento de un derecho al olvido global

Google búsquedas
PIXABAY
Publicado 12/09/2018 15:07:39CET

   MADRID, 12 Sep. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Google ha desestimado convertir el derecho al olvido en una cuestión regulada de forma global este martes en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en respuesta a la proposición realizada por Francia que insta a que la limitación de acceso a los enlaces no se configure en base a los distintos países.

   El abogado Patrice Spinosi compareció en el TJUE en representación de Google para rechazar la iniciativa dirigida por la autoridad encargada en la protección y manejo de datos en Francia, el CNIL, y tildarla de ser algo "para nada posible" ya que "interferiría de forma ilógica" con la libertad de expresión de las personas y al acceso de información, según recoge Bloomberg.

   La propuesta francesa requiere que se expanda de forma global el derecho al olvido contemplado en la normativa europea de 2014, la cual falló que Google debería borrar los enlaces a páginas que contengan información desactualizada sobre terceras personas o que no sea de relevancia pública, siempre que estas lo soliciten.

   La empresa considera que poner esto en práctiva llevaría a "disputas interminables". Tras la resolución, la UE fuerza a que Google elimine las páginas presentes en dominios integrados en terrotorio comunitario, y desde 2016 también se limita el acceso páginas externas a la Unión si se accede a ellas desde el país europeo en el que se encuentra la persona que solicitó su borrado.

   Francia considera insuficiente la legislación actual del derecho al olvido, por lo que pide la extensión a cualquier dominio. Por su parte, el CNIL protesta por las medidas actuales que ejerce Google en estos casos, las cuales considera que no detienen las infracciones, "solamente reducen la accesibilidad", según el representante de la organización Jean Lessi.

Lessi ha valorado también como "inaceptable" que, según denuncia, las limitaciones geográficas pueden eludirse a través de distintas técnicas como el uso de VPN, lo que permite acceder incluso a contenido que ha sifo restringido.

   Desde 2014 se ha solicitado a Google la eliminación de más de 2.750.000 páginas, de las cuales han sido borradas un 44%, según datos que ha publicado la propia compañía en su informe de transparencia europeo.

Algunos ejemplos de las peticiones realizadas este año son la de un tribunal de Londres referente a la eliminación de publicaciones que aludían a antiguas condenas criminales de empresarios, o una emitida por un tribunal de París sobre información de un exdirector financiero multado por negociar en el mercado de valores con información privilegiada.