Actualizado 17/11/2021 16:10 CET

NFT: un fenómeno en auge mundial al que España se engancha aunque de forma más lenta y modesta

Obra digital del artista Beeple, 'Everydays: the first 5000 days', vendida en NFT por 69 millones de dólares.
Obra digital del artista Beeple, 'Everydays: the first 5000 days', vendida en NFT por 69 millones de dólares. - CHRISTIE'S

   MADRID, 17 Nov. (Portaltic/EP) -

   El formato de archivos NFT es uno de los temas más de moda actualmente, no solo en el sector de la tecnología, sino también en el mundo del arte. Ya han llegado a pagarse cifras astronómicas por una de estas obras digitales (69 millones de dólares), pero en España la llegada de las primeras subastas está siendo más lenta y modesta, con las primeras obras vendidas en noviembre, una de ellas por 20.000 euros.

   NFT, siglas de token no fungible, es una tecnología criptográfica basada en 'blockchain' que representa algo único, no sustituible, de forma que garantiza su autenticidad, así como quién es su propietario. Normalmente se compran a cambio de criptomonedas como Ether, pero a diferencia de estas no son intercambiables mutuamente, es decir, no son fungibles.

   Según el informe Online Art Trade Report 2021 elaborado por Hiscox, las obras de arte en NFT han tenido hasta la fecha ventas por un valor total de 3.025 millones de euros y, en la actualidad, el 14 por ciento de las plataformas de arte 'online' ya ofrecen NFT y un 38 por ciento adicional planea hacerlo en breve.

TIPOS DE NFT

   La rápida adopción de los NFT se ha debido a varios factores, entre ellos la facilidad con la que se puede comerciar con ellos y la libertad que ofrece a los artistas, ya que les permite vender su obra de forma directa, sin intermediarios.

   No obstante, además de arte, prácticamente cualquier cosa puede venderse como NFT, y cada vez se han diversificado más los inversores en este tipo de activos. Uno de sus usos más comunes es el coleccionismo en todas sus formas.

   En julio, el ingeniero británico Tim Berners-Lee vendió el código fuente del protocolo de la World Wide Web -libre de derechos y gratuito- por 5,4 millones de dólares.

   Los memes y vídeos virales de Internet han sido otra de las categorías preferidas para los coleccionistas de NFT. Por el vídeo 'Charlie bit my finger' llegaron a pagarse 760.999 dólares, y su dueño decidió no retirarlo de YouTube después de adquirirlo, mientras que el meme 'Disaster Girl' se vendió por 500.000 dólares.

   Los deportes no escapan de la tendencia de los NFT. El tenista Andy Murray vendió por 178.000 dólares el momento en el que ganó el torneo de Wimbledon en 2013. Por su parte, el videojuego de fútbol fantasía Sorare usa los NFT desde 2019 para permitir que sus usuarios intercambien tarjetas de jugador virtuales y creen sus propios equipos.

   La tendencia actual presenta criptocoleccionables como Crypto Punks, una colección de 10.000 personajes generados de forma aleatoria por un algoritmo informático, todos únicos, de los que el considerado más raro, el numerado como #7253, fue vendido por 10,1 millones de euros. Otras colecciones, como Bored Ape Yacht Club, avatares de monos también generados por algoritmos, alcanzaron un precio total de 255 millones de euros.

PRIMEROS HITOS DEL NFT

   Uno de los hitos que más ha contribuido a la popularidad del formato NFT ocurrió en marzo de 2021, en la que sigue siendo la cantidad más alta pagada por una de estas obras criptográficas: 69 millones de dólares.

   Esta cifra astronómica se pagó en una subasta organizada por la casa Christie's para la obra 'Everydays: the first 5000 days', del artista digital Beeple, sobrenombre de Mike Winkelmann. Este 'collage' en formato JPG está en realidad compuesto por 5.000 imágenes, cada una de ellas creada diariamente durante 13 años y medio por el artista.

   Casos como el Beeple resultan paradigmáticos por las grandes cantidades que pueden llegar a pagarse, pero también dan muestra de la volatilidad del mercado de NFT, que aún tiene margen para su evolución y asentamiento.

   De esta manera, según datos de Hiscox, en agosto se alcanzó el pico de transacciones de arte NFT con unas ventas estimadas de 1.462 millones de euros. Sin embargo, hubo un descenso del 69 por ciento de las transacciones en septiembre.

NFT EN ESPAÑA: ¿UN SECTOR ATRASADO?

   En España, la primera subasta de NFT se anunció el 23 de septiembre, con dos obras del pintor digital zaragozano Jaime Sanjuán que ha adjudicado el 3 de noviembre la casa de subastas Fernando Durán. Divino Tesoro y El Consejero, ambas de 2018, se han vendido por 20.000 y 8.500 euros, respectivamente.

   Aunque solo se produce unos meses después que la primera subasta de un NFT de Christie's, la gran diferencia entre las cantidades con las que comienza la primera subasta en España contrasta con los 69 millones pagados por la obra de Beeple.

   La pujanza de los NFT se aprecia también los países asiáticos, como China e India. De hecho fue un postor asiático, el millonario indio de 32 años Vignesh Sundaresan, quien adquirió 'Everydays' de Beeple, despyués de conseguir su fortuna gracias a las criptomonedas.

   En cuanto a las ventas de arte en general, incluyendo obras tradicionales, el último informe de The Art Price, The Contemporary Art Report in 2021, establece que las cuotas de mercado de NFT en España están por debajo del 1 por ciento del total, frente al 5 por ciento a nivel internacional. Esto hace pensar que España llega no solo más tarde sino de forma menos entusiasta al fenómeno NFT respecto a países como Reino Unido y Estados Unidos.

   "Los mercados americano y británico han liderado durante muchos años las ventas a nivel internacional del mercado de obras tradicionales y nada hace pensar que esa dinámica pueda cambiar a corto plazo con el mercado de obras digitales", ha afirmado en declaraciones a Europa Press Manuel Guerra, abogado, tratante de arte y representante de Jaime Sanjuán.

    Guerra, no obstante, no ve motivos que hagan pensar que España se está quedando atrasada en el mercado NFT. "Realmente pienso que España no llega tan tarde al mercado de obras de arte NFT", ha considerado, apuntando a que hitos como la subasta de Beeple en Christie's tuvo lugar solo unos meses antes que la primera en España.

   A pesar de ello, muchas de las ventas de NFT se producen a través de Internet, lo que hace que las diferencias entre países se desdibujen, y entren en juego otros elementos en el caso de las obras de arte como el prestigio del artista o la obra.

   Por su parte, en el caso de Sorare, no se aprecia tal atraso, impulsada por un deporte tan popular en este país como es el fútbol. "España es el sexto mercado más grande de Sorare. En términos de participación de usuarios activos mensuales, representa el 7%", ha afirmado Nicolás Julia, CEO y fundador de Sorare, en declaraciones a Europa Press.

Estos datos muestran un mercado en auge a nivel mundial como es el de los NFT, en crecimiento a pesar ciertas incosistencias y con primeros hitos que han llamado la atención de sectores muy diversos. España está enganchándose al tren de los NFT con apenas unos meses de diferencia respecto a Estados Unidos o los países asiáticos, pero aún está por verse si llegarán a pagarse cifras que lleguen a hacerles sombra.

Contador