La capacidad de adaptación del guionista de videojuegos en España

El guionista de videojuegos en España, careta
EUROPA PRESS
Publicado 31/12/2018 11:29:32CET

   MADRID, 31 Dic. (EDIZIONES/Portaltic) -

    Los videojuegos de hoy en día conceden una gran importancia a la narrativa, sin importar el género al que pertenezca o la mecánica de juego que desarrollen. Títulos como Destiny, Red Dead Redemption 2, The Last of Us ofrecen a los jugadores una historia, un desarrollo narrativo y unos personajes que evolucionan a medida que el jugador avanza.

   El guión es uno de los aspectos clave que en la actualidad ayudan a definir el éxito o fracaso de un título y, por extensión, el guionista encargado de su redacción es una pieza de gran relevancia durante el proceso de desarrollo del mismo.

    En España, se trata de una profesión que poco a poco empieza a llamar la atención, cuya importancia se reconoce cada vez más, pero que todavía no cuenta con una posición bien definida en la estructura de los estudios de desarrollo. Esto hace que el guión a veces esté en manos de un 'freelance' o incluso que no exista la figura del guionista y entre los miembros del equipo de desarrollo suplan su labor.

EL GUIÓN EN LOS VIDEOJUEGOS

    No todos los juegos requieren del mismo trabajo en cuanto a guión se refiere, pues existen títulos más orientados al 'gameplay' o experiencia de juego, como pueden ser la saga Super Mario, el clásico Tetris o Fortnite, y en ellos el guión queda en un segundo plano. Esto se debe a que la particularidad de los videojuegos reside precisamente en su jugabilidad, como explica el el guionista y profesor de Guión en la Universidad de Cine de Uruguay, David Esteban Cubero, en su 'podcast' dedicado al guión de videojuegos.

   La interactividad marca el guión de los videojuegos, es decir, "el creador propone escenas o líneas argumentales por medio de un espacio tridimensional, cargado de elementos narrativos". Y aunque tenga "un camino predeterminado" es el jugador quien "tiene que decidir cómo quiere que vaya su historia", explica Cubero. La historia y la mecánica de juego van de la mano.

    El género del juego determina, además de la jugabilidad, el desarrollo tanto de la historia como de los personajes. Por ejemplo, los simuladores o los juegos de plataforma no tienen una influencia marcada del guión. Por el contrario, se podrá observar que los juegos de rol o de aventuras necesitan de una "profundidad de historia más extensa".

   El guionista creará el universo en el cual transcurrirá la historia, así como los personajes, que tendrán mayor o menor profundidad en función de las necesidades del juego. Al trasfondo de cada personaje y su evolución, y al entorno en el cual interactuará hay que sumar la "creación de la historia general, que abarque todo el juego", desde los aspectos que precederían a la historia y cómo estos generan los retos que ha de afrontar el personaje, hasta la división de la historia en episodios y misiones.

   La historia, como estaca Esteban, se tiene que "fusionar con las mecánicas del juego", una fase que se debe hacer junto a los desarrolladores del 'gameplay' para que "la narrativa y la jugabilidad vayan de la mano". Redondear el guión implicaría redactar los diferentes textos que se integran en el videojuego, como las líneas del narrador, los diálogos de los diferentes personajes y los tutoriales de inicio de juego.

    Al final, la labor del guionista varía en función de los equipos desarrolladores y los proyectos que llevan a cabo. No es lo mismo trabajar en un videojuego como un proyecto personal e individual que hacerlo como parte de equipo de otra empresa, ya sea pequeña o grande.

UN PAÍS DE PEQUEÑOS ESTUDIOS

   En España, la mayor parte de los estudios de videojuegos tienen menos de cinco empleados (47%), según recoge el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2017, de DEV, lo que en muchas ocasiones condiciona el reparto de tareas dentro de la empresa desarrolladora. Como ocurre en Fictiorama Studios, cofundado por los hermanos Alberto, Mario y Luis Oliván, y responsable de títulos como Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today o Do Not Feed the Monkeys.

   Fictiorama Studios es "una empresa familiar", como indica Alberto a Portaltic. En ella, el "núcleo duro" de todo el proceso creativo lo forman sólo tres personas: él mismo y sus dos hermanos, si bien Alberto es el responsable del guión y del desarrollo de las historias, quien también se encarga de funciones de sonido y de composición.

   Que una empresa de desarrollo en España cuente con su propio "diseñador narrativo" es difícil, debido a la "propia naturaleza de la industria, compuesta mayoritariamente por estudios con pocos medios y formados por muy pocos integrantes", explica Alberto, en línea con el informe de DEV.

   "Es una simple cuestión de números", asegura Alberto. "Si el equipo medio de desarrollo se sitúa en los tres o cuatro integrantes, al final es necesario que cada uno de ellos se haga cargo de varias tareas".

   Fran Téllez, director de Unepic Games y desarrollador del videojuego Unepic, cuenta una experiencia similiar. El pequeño equipo de desarrollo del juego contó con tres colaboradores más, y durante el proyecto, Téllez tuvo que llevar a cabo labores que se extendieron a la creación de todos los gráficos digitales, la programación del juego, la creación de la historia y la redacción de los diálogos, además de aspectos musicales.

   Por su parte, el periodista de videojuegos y creador del blog Skip Intro, Alby Ojeda, también trabaja como guionista y lo ha hecho, como explica, tanto para empresas de tamaño más bien pequeño (entre cinco y doce personas) como para empresas de mayor envergadura como 'freelance'. Y cada situación tiene sus particularidades.

   En las empresas grandes, de 30 o más trabajadores, "lo normal es que tengas que adaptarte a las necesidades del proyecto, porque, como guionista, te llaman cuando ya hay material creado", explica Ojeda. Al trabajar con una idea ajena ya elaborada, le ha tocado " reordenar elementos, explorar un poco la psicología de los personajes y proponer cosas que nunca afecten a su idea de trabajo".

   Si bien en los equipos amplios su tarea al final ha consistido en "poner parches" a una idea ya fijada, como él mismo ha expresado, en equipos más pequeños, de entre cinco y 12 miembros, cuenta que también se ha tenido que adaptar a las distintas etapas del proyecto.

OTRAS FORMAS DE CONTAR HISTORIAS

   Pertenecer a un estudio de menor tamaño, de acuerdo con Alberto Oliván, aporta una mayor independencia, ya que “no contar con complejas estructuras jerárquicas o de grupos de inversión de por medio hace que un equipo de desarrollo 'indie' pueda tener las manos mucho más libres desde el punto de vista creativo”.

   Oliván resalta que Fictiorama Studios ha podido crear juegos “sin ninguna clase de cortapisa o de censura”, lo que les ha permitido realizar una sátira sobre el auge descontrolado de la tecnología en Do Not Feed the Monkeys o reflexionar sobre el autoritarismo o la identidad personal en Dead Synchronicity.

   Por su parte, Alby Ojeda destaca el avance en las historias de los videojuegos, que se puede apreciar en los títulos independientes. Esto se ha traducido en historias “con más calado emocional” o con nuevos enfoques sobre temas tradicionales. Ocurre, como pone de ejemplo, en This War of Mine, desarrollado por 11 bit studios, que muestra una nueva perspectiva sobre la guerra.

   Asimismo, Oliván señala que los títulos de los últimos años buscan “lograr un mayor empoderamiento y capacidad de decisión del jugador a la hora de 'co-crear' el relato” de forma conjunta con el equipo desarrollador del juego, lo cual influye en la forma de realizar la labor de guionizado.

FORMACIÓN ESPECIALIZADA

    Para comenzar en el mundo del guionizado de videojuegos, el director académico del área digital de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE), Luis Peña, destaca la necesidad de "organizar una formación estructurada para dar los primeros pasos dentro de una rama de conocimiento que no se tiene". En este sentido, ESNE ofrece cursos como el Grado de Diseño y Desarrollo de Videojuegos o el Máster Universitario de Creación de Videojuegos.

   "Una vez se sabe del sector, especializarse es mucho más sencillo y seguro", asegura Peña, quien explica que para el perfil del guionista es "clave" incluir "la capacidad de comprender el resto de disciplinas que se necesitan en un videojuego". Una postura que comparte el director académico del área de videojuegos del U-TAD, Francisco Javier Arévalo, para quien la enseñanza sobre la narrativa de los juegos es "una parte de las muchas que componen la disciplina del diseño de videojuegos".

   El Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital (U-TAD) también imparte clases sobre creación de videojuegos a través de los Másters en Programación de Videojuegos, en Game Design y en Arte y Diseño Visual de Videojuegos.

   Ambos docentes resaltan la importancia de la formación universitaria para conseguir conocimientos sobre guionizado de videojuegos. Esta, según Peña, también requiere que los alumnos sean "grandes consumidores de guiones", provengan estos del cine, la literatura o los propios videojuegos.

   Alberto Oliván, como profesor de la Universidad Francisco de Vitoria dentro del Grado de Creación y Narración de Videojuegos, también recomienda una "formación reglada", pues permitirá a los futuros guionistas entrar en contacto con gente con experiencia dentro de la industria del videojuego. No obstante, añade que para dedicarse al guionizado, es necesario jugar, leer y escribir mucho.

    Más alejado del ámbito universitario, Alby Ojeda también comparte la idea de que quien quiera ser guionista, tiene que aprovechar el tiempo y empezar a escribir cuanto antes. Alude a las posibilidades que ofrece Internet para aprender, donde es posible encontrar "material didáctico para empezar a hacer juegos" de forma rápida.

   En su blog Skip Intro, Ojeda pone como ejemplo los cursos 'online' desarrollados por el estudio Gametopia, que ofrecen formación especializada sobre la creación de guiones para videojuegos.

   Con una formación reglada o no, la importancia del guionista de videojuegos va en paralelo a la importancia cada vez mayor que los desarrolladores y los estudios conceden a la narrativa en los videojuegos, y que permiten, al final, trabajar en nuevas historias y nuevas formas de contar esas historias.

Contador