Days Gone, una superproducción para PS4 que apuesta por un mundo abierto ultraviolento

(Roberto)Days Gone, Una Superproducción Para PS4 Que Apuesta Por Un Mundo Abierto Ultraviolento
PLAYSTATION
Mundo abierto Moto Deacon
Publicado 04/05/2019 11:29:40CET

   MADRID, 4 May. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Days Gone, el videojuego de Bend Studio en exclusiva para PlayStation 4, supone la última superproducción en hacer su llegada a la consola de Sony, con un mundo abierto ultraviolento infestado de zombis que le hace funcionar como título de género pero que resulta mejorable en algunas de sus mecánicas, especialmente de la moto.

   El videojuego, a la venta desde el pasado 26 de abril y que ha estado en desarrollo desde hacía varios años (se concibió para la desaparecida PS Vita, según su creador, John Garvin, en una entrevista a Portaltic), se ha convertido en uno de los lanzamientos más esperados del año, y ha alcanzado el número uno en algunos mercados como el de Reino Unido, donde es el lanzamiento más vendido de 2019 hasta el momento, según UKIE.

   Days Gone pone al jugador en la piel de Deacon Saint John, un miembro de una banda de moteros que se ve atrapado en un mundo postapocalíptico infestado de zombis, denominados engendros, y poblado por diferentes bandas y sectas de supervivientes, algunas de ellas enemigas y macabras como los RIP, y otras para las que se puede realizar misiones y ganarse su apoyo y recompensas.

   Deacon es el típico héroe atormentado por una pérdida, la de su esposa, con momentos aislados de violencia extrema pero con valores, que demuestra a la hora de proteger a su compañero motero Boozer, y aunque es fácil identificarse con él, no consigue ser un protagonista especialmente memorable.

ESCENARIO AMPLIO Y ELABORADO

   El escenario es precisamente una de las grandes virtudes del juego, que se ambienta en el estado de Oregón (Estados Unidos). Con una naturaleza exuberante repleta de bosques, el mundo abierto del juego permite moverse entre el clima lluvioso y siempre cambiante del noroeste de Estados Unidos.

   El escenario del juego presenta una cierta variedad de objetos recolectables, desde plantas hasta chatarra para elaborar armas o cócteles molotov, y el mapa está sembrado de campamentos de aliados, asentamientos de bandidos, nidos de engendros y hordas, con misiones principales o secundarias.

   El carácter de superproducción, además de por la variedad y la amplitud de su mapa, se demuestra también por otros aspectos como una cuidada banda sonora, compuesta por Nathan Whitehead, o por el buen hacer de sus actores de doblaje, que hacen recomendable jugar en versión original subtitulada.

   La complejidad y amplitud del juego puede estar entre los responsables de un problema con los tiempos de carga, excesivamente largos en la versión estándar de PS4 que hemos utilizado para la prueba. Con las primeras actualizaciones, entre ellas una de nada menos que 13GB (1.04), este problema ha mejorado algo sin llegar a desaparecer.

PROBLEMAS CON LAS MECÁNICAS DE LA MOTO

   Por la historia de Deacon, su moto tipo 'chopper' cobra una gran importancia en el desarrollo de Days Gone. Es el principal medio de transporte del protagonista por el amplio mapa, e incluso se usa para guardar el avance en la partida. Bend Studio ha sido el primero en resaltar su importancia.

   Las mecánicas del juego, no obstante, no contribuyen a hacer de la moto algo memorable. La conducción no resulta precisa, de manera que atropellar objetos o cadáveres de engendros no tiene efecto alguno en el movimiento. El deterioro del vehículo al sufrir colisiones tampoco está bien logrado y podría ser más realista.

   La búsqueda de gasolina como combustible, aunque sencilla, se convierte en un constante incordio y es incluso de agradecer la función de viaje rápido, que permite visitar lugares ya registrados sin necesidad de utilizarla.

   Estos detalles empañan unas persecuciones y tiroteos en moto a toda velocidad que podrían haber sido memorables y que dejan a Days Gone por detrás de otras superproducciones del momento que sí merecen el triple A en todas sus mecánicas, como sucede con Red Dead Redemption 2.

SIGILO E HISTORIA INMERSIVA

   El resto de mecánicas dan una gran importancia al sigilo, dentro de un "entorno lo más peligroso posible" en el que todo está diseñado para matar al jugador, según describía a Portaltic su creador, John Garvin. Este elemento obliga al jugador a pensar bien sus estrategias, y ayuda a entrar en la atmósfera inmersiva del título de Bend Studio.

   El sigilo se usa de manera inteligente, con una buena producción a nivel de sonidos, para construir una experiencia que aprovecha bien el género de zombis y de videojuegos e historias de terror, logrando dar más de un susto al jugador y logrando la inmersión.

   La historia de Days Gone se cuenta de forma ligera, no solo por su guion sino por sus pocas cinemáticas. Las misiones se inician en gran parte de los casos a raíz de una llamada telefónica que recibe el protagonista, lo que agiliza el relato y ayuda también a la inmersión.

   En conjunto, Days Gone es un título disfrutable en el que se aprecia un gran trabajo por parte de Bend Studio a la hora de crear un mundo abierto y agresivo que rete al jugador para sobrevivir y lograr un aspecto sonoro y visual de triple A, pero cuya experiencia y mecánicas no siempre consiguen potenciar esta apuesta de producción.