Primeras impresiones de Princess Peach: Showtime: Nintendo apuesta por la variedad de escenarios y modos de juego

El nuevo juego de Nintendo Princess Peach: Showtime.
El nuevo juego de Nintendo Princess Peach: Showtime. - EUROPA PRESS
Actualizado: martes, 26 marzo 2024 11:13

   MADRID, 23 Mar. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Nintendo ha abierto el telón de Princess Peach: Showtime este viernes, una nuevo videojuego en el que la princesa Peach se estrena como protagonista y en el que la variedad de tipos de juego y escenarios, así como la capacidad de transformación en dispares profesiones, que abarcan desde una superherohína hasta una pastelera, hacen que sea una historia divertida para todos los públicos.

    En el marco de un evento de presentación con la prensa, que tuvo lugar este miércoles en Madrid, desde Portaltic hemos tenido la ocasión de probar el nuevo título para Nintendo Switch, acercándonos a las aventuras de la conocida princesa del mundo de Super Mario.

   A primera vista, la historia del juego destaca porque Peach ya no es la princesa que necesita ser salvada, si no que, en este título, pasa a la acción convirtiéndose en la protagonista y, por tanto, en la encargada de salvar el Teatro Esplendor, que es donde se desarrolla el videojuego.

   Así, la trama comienza cuando la princesa Peach acude al Teatro Esplendor para ver un espectáculo recién estrenado. Sin embargo, tras su llegada, aparece la malvada Grape y la Compañía Malaúva, quienes arruinan la representación.

   Para devolver la normalidad al teatro, la protagonista deberá vencer a los miembros de la Compañía Malaúva para lo que, además, contará con la ayuda de la a guardiana del Teatro Esplendor, la estrella Lucy. Se trata de un nuevo personaje que aparece por primera vez en este videojuego y que, con la magia de su cinta puede interactuar con el escenario y animar a los actores.

   Otro de los aspectos a resaltar de este título es la capacidad de versatilidad y la amplia variedad de opciones que ha introducido la compañía para los jugadores, tanto a nivel de juego como en la historia.

   En este sentido, uno de los puntos fuertes de este videojuego son las transformaciones de Peach en cada nivel, con las que Nintendo lanza la idea de que, además de que esta vez es la princesa la única capaz de salvar la historia, lo puede hacer siendo lo que ella quiera ser.

   Es decir, gracias a la capacidad de transformación, de la mano de la magia de Lucy, Peach puede ser una espadachina que mantiene a raya a sus adversarios con precisos ataques con espada, la detective más inteligente a la hora de resolver enigmas, una astuta espía o una habilidosa chef experta en repostería.

   Asimismo, estas transformaciones ofrecen habilidades especiales a Peach según el personaje que adopte. Por ejemplo, con Peach espadachina, se permite llevar a cabo movimientos de lucha específicos de ataque con la espada, así como movimientos de defensa.

   Nintendo también ha diseñado este videojuego con el objetivo de que en cada nivel haya posibilidades y espacios totalmente distintos, que guardan relación con la historia que se esté desarrollando en la obra que Peach tiene que salvar. Como resultado, la estética es tan variada que permite pasar de un nivel que se desenvuelve en un castillo con caballeros medievales en el que se ha de salvar al rey, a otro nivel enmarcado en un pueblo repleto de galletas en el que se va a celebrar un festival de pasteles.

   Igualmente, también posibilita vivir aventuras en un templo oriental, que es una escuela de artes marciales, o pasar a un nivel con un aire más británico en el que la acción se desarrolla en un museo.

   Siguiendo esta línea, en cuanto a los tipos de juego, Nintendo ha encajado tanto sus conocidos niveles de plataformas -con enemigos a los que se ha de ir venciendo por el camino-, como niveles que se han de resolver con puzzles o completando minijuegos, y otros más enfocados a la lucha con acción. De esta forma, Princess Peach: Showtime tiene la habilidad de adaptarse a todos los gustos y capacidades de los jugadores.

   Al final de cada historia, se ha de luchar contra un miembro de la compañía malaúva, que actúan como jefe final del nivel. Por otra parte, no dispone de modo multijugador o cooperativo, por lo que es una aventura en solitario.

   En cuanto a la dificultad de juego, Princess Peach: Showtime es bastante sencillo de navegar. Por ejemplo, a la hora de luchar, basta con utilizar los controles básicos de movimiento para lograr ataques certeros. Igualmente, los minijuegos o los puzzles también son asequibles para cualquier usuario, resolviéndose de forma rápida y divertida.

   Inicialmente se puede pensar que ha sido creado para un público más enfocado en niños, ya que, permite avanzar sin demasiadas complicaciones. Sin embargo, también dispone de otros desafíos y retos para aquellos jugadores que necesitan más acción, por ejemplo, a la hora de completar al 100 por cien el videojuego recolectando todos los premios.

   Por ello, Princess Peach: Showtime se trata de una opción que pueden disfrutar tanto niños como adultos, ya que es divertido, ligero y muy ameno. No obstante, para aquellos jugadores que busquen un reto más complejo, no encontrarán este planteamiento en este título.

   Con todo ello los usuarios ya pueden disfrutar del videojuego Princess Peach: Showtime, que está disponible para todos los jugadores por 59,99 euros en la tienda oficial de Nintendo.

Contador

Leer más acerca de: