Actualizado 17/12/2013 21:47

Mato pedirá a las empresas de Telecomunicaciones un sistema para proteger a los consumidores de las llamadas 'spam'

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha anunciado este martes en el pleno del Senado que va a plantear a las empresas de telecomunicaciones que implanten un sistema con el que los consumidores puedan rechazar las ofertas comerciales que reciban a través del teléfono.

Así, Mato ha señalado que el Gobierno es consciente del "malestar ciudadano" ante el aumento de "algunas" llamadas comerciales que "no respetan los derechos de los consumidores, cayendo en lo que podría calificarse como acoso telefónico".

La ministra ha respondido a la pregunta del senador del grupo mixto (UPN) Francisco Javier Yanguas por las medidas adicionales del Gobierno para erradicar el acoso telefónico comercial o "spam".

Además de esta fórmula, Mato ha añadido que el Ejecutivo quiere establecer las "suficientes garantías" de que en todo momento se está respetando la intimidad de las personas, y de manera muy especial de los menores y adolescentes.

"Ha pasado suficiente tiempo en el uso de esta práctica para que las empresas se comprometan firmemente con los consumidores que no deseen más llamadas de este tipo en sus teléfonos", ha apuntado.

En este sentido, Mato ha adelantado que el Gobierno, a propuesta de su departamento, pondrá en marcha una Comisión Interministerial junto con los Ministerios de Justicia y de Industria, Energía y Turismo para abordar la forma de garantizar "un equilibrio entre la acción comercial y el respeto a los derechos de los consumidores".

Asimismo, ha recordado que el Instituto Nacional de Consumo comenzó en julio de 2011 una serie de actuaciones dirigidas a resolver denuncias relacionadas con el acoso telefónico que, desde principios de los años 90 está calificado como "práctica comercial agresiva".

A su juicio es "desleal" realizar propuestas no deseadas y reiteradas por teléfono, fax, correo electrónico u otros medios de comunicación a distancia.

Al mismo tiempo, ha añadido que se reforzará la transparencia y protección de datos de las comunicaciones electrónicas, con el Real Decreto por el que se trasponen directivas en materia de mercados interiores de comunicaciones electrónicas en relación con los derechos de los usuarios.

En este sentido, ha destacado que el Proyecto de Ley de Defensa de Consumidores y Usuarios, aprobado hace diez días por el Consejo de Ministros presta especial atención a las comunicaciones comerciales realizadas vía telefónica, especialmente cuando estas acaban en la celebración de un contrato a distancia.

En concreto, ha recordado que, a partir de ahora, el consumidor que celebre un contrato a distancia pro teléfono, sólo quedará vinculado una vez haya aceptado la oferta mediante su firma o mediante el envío de su acuerdo por escrito, en papel o mediante correo electrónico, fax o sms. "Es de esperar la introducción de este requisito", ha dicho Mato.

Según ha explicado, la idea es que, aunque sea de manera indirecta, se produzca una disminución de este tipo de llamadas y que no entren llamadas en los hogares o en los móviles "a cualquier hora del día" de modo que, en todo momento, se respete la intimidad de los consumidores.

Por último, ha admitido que no es un asunto fácil pero que por encima de todo están los derechos de los ciudadanos, por lo que confía en encontrar con la fórmula que logre el apoyo de toda la cámara.

Durante su turno en el pleno, el senador de UPN ha apuntado que es muy difícil que un usuario pueda probar que está siendo víctima de acoso de teléfono y considera que la legislación actual es "muy inconcreta en este sentido". Por ello, reclama que la legislación defina "claramente" las conductas que incumplen la ley, así como arbitrar soluciones para que esto no se deje pasar y ahondar en el capítulo de sanciones que, en la actualidad, es una "mera descripción".

Más información