El PSOE pide al Gobierno que obligue a los bancos a cambiar las preferentes por depósitos

Actualizado 01/06/2012 21:05:05 CET
EUROPA PRESS/PSOE

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha pedido al Gobierno que modifique la reforma financiera convalidada este jueves en el Congreso para obligar a las entidades financieras españolas a que cambien las participaciones preferentes que comercializaron a consumidores individuales por depósitos canjeables en un plazo máximo de tres años.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz adjunto de Economía del PSOE en el Congreso, Antonio Hurtado, ha valorado muy positivamente el anuncio del fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, de que se está estudiando la vía civil, e incluso la penal, para tipificar estas actividades y dar cabida a una demanda de consumo en defensa de los intereses de los consumidores y usuarios.

"Apoyamos el trabajo del fiscal y de la Fiscalía General, y pedimos que se actúe con mucha contundencia, rigor y de forma muy coordinada con los tribunales superiores y con las fiscalías provinciales en la aplicación de la ley para resarcir a los afectados", ha señalado el diputado.

SOLUCIÓN RÁPIDA Y EFECTIVA

Sin embargo, dado que la vía judicial podría alargarse de una manera intolerable para los afectados, los socialistas piden al Gobierno que durante la tramitación del proyecto de ley de reforma financiera acepte la propuesta del PSOE de "obligar a los bancos a convertir las participaciones preferentes en depósitos --o en acciones para quien lo prefiera-- canjeables en un plazo máximo de tres años".

"Debe darse una solución inmediata a los afectados y, por el contacto que hemos tenido con muchos colectivos, ésta es una alternativa que les parece adecuada y que daría solución a muchos miles de personas", ha afirmado Hurtado, quien cifra en aproximadamente un millón las personas que suscribieron preferentes con una inversión total estimada de más de 10.000 millones de euros.

En este sentido, exigen que se "garantice que esa conversión se realiza siempre por el valor nominal" al que se suscribieron las participaciones, sin que se acepte "ningún tipo de quita o perjuicio" para el cliente.

QUE NO VUELVA A SUCEDER

El PSOE también presentará enmiendas proponiendo "medidas de tipo preventivo para que esto no vuelva a ocurrir", al considerar que, en muchos casos, las entidades financieras 'colocaron' estos títulos "de forma fraudulenta, con información insuficiente, un asesoramiento prácticamente nulo y un interés clarísimo por conseguir capital sin tener en consideración el perjuicio para los clientes".

Así, pedirán que "no se puedan comercializar este tipo de productos entre minoristas" y que, si se hace, se impongan "cautelas y exigencias bastante más importantes" que las existentes hasta ahora, como los test de conveniencia que, a juicio de Hurtado, "prácticamente han sido formalismos de carácter burocrático" para las entidades financieras.

De esta manera se podrá "recuperar la confianza en el sistema financiero", muy dañada por una práctica que ha dejado a su paso "miles de afectados" y un gran descrédito entre la población general.