Asamblea madrileña aprueba iniciativa para posponer la LOMCE hasta 2016

Publicado 23/07/2015 19:38:26CET

La iniciativa ha contado con los votos a favor de Podemos y PSOE, la abstención de Ciudadanos, y el voto en contra del PP

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea de Madrid ha aprobado este jueves una proposición no de ley en la que insta al Gobierno regional a retrasar la implantación de la LOMCE del próximo curso en ESO, FP y Bachillerato para que se puedan resolver dificultades como la formación del profesorado, ofrecer la información adecuada a estudiantes y familias y poder desarrollar las normativas regionales a las cuestiones que afecta.

La iniciativa, que ha contado con los votos a favor de Podemos y PSOE (60), la abstención de Ciudadanos (15) y el voto en contra del PP (48), afecta a los cursos pares de Educación Primaria, cursos impares de la ESO, segundo curso de Formación Profesional Básica, primer curso de los ciclos formativos de Formación Profesional de grado medio y primer curso de Bachillerato, que se prevé implantar para el próximo curso y que la proposición no de ley aboga por retrasar hasta el curso 2016-17.

La defensora de la iniciativa, la diputada de Podemos Cecilia Salazar-Alonso, ha criticado la implantación de la LOMCE, una "ley injusta que responde a un modelo de educación segregador y mercantilista que obvia la función de la compensación social", afirmando que su pronta implantación en la región "preconiza un inicio de curso caótico".

Así, ha advertido de que, en el caso de los profesores de dibujo, se han publicado 15 vacantes para un total de 150 profesores desplazados, que "esperan ahora en un limbo administrativo que su situación se aclare en septiembre", y que "serán destinados a impartir contenidos ajenos a su especialidad".

Por ello, ha rechazado que no se haya podido adecuar la formación del profesorado para los currículos que van a impartirse, que no se hayan tenido en cuenta las ratios del alumnado y la elección de optativas del mismo, y que la aplicación de la LOMCE esté creando inseguridad tanto a los estudiantes y sus familias como al profesorado y los directores de los centros educativos.

DIFERENCIAS CON OTRAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Por su parte, la diputada de Ciudadanos, Mayte de la Iglesia, ha justificado la abstención de su grupo alegando que "tanto seguir con su implantación como retrasarla genera diferencias con otras comunidades autónomas", añadiendo que la implantación de la LOMCE en la región se ha hecho con "un cierto carácter de improvisación y provisionalidad".

"Distintas velocidades de implantación significa que no todos los españoles tienen enseñanzas comunes", ha afirmado, pidiendo un "pacto nacional por la educación" que pueda durar "más de una legislatura".

El diputado socialista Juan José Moreno ha aludido al "desconcierto de las familias por el desconocimiento, incertidumbre y desconfianza" por algunos de los elementos de esta aplicación de la LOMCE, que "ni siquiera están implantados en los cursos que deberían". Ha afirmado que la ley ha demostrado un "claro deterioro de la calidad de la educación" y ha supuesto el "fracaso de la FP Básica".

"Lo sensato, lo razonable, es ir más despacio", ha aseverado Moreno, destacando que defienden la paralización de su aplicación, no el incumplimiento de la norma. Además, ha reconocido la labor del consejero del ramo, Rafael Van Grieken, en sus reuniones con los diferentes colectivos educativos, afirmando que "ha hecho más en dos semanas que su antecesora (Lucía Fígar) en los ocho años anteriores".

Sin embargo, la diputada 'popular' Gádor Ongil ha recordado que "la Comunidad no tiene competencias para paralizar una ley", y ha afeado a "la izquierda" que se crean "los dueños de la educación en España". Especialmente, ha criticado la postura socialista ya que "no han permitido que ninguna ley educativa del PP pudiera llegar a desarrollarse" pese a que las leyes socialistas "nos están llevando a este fracaso escolar".

Ongil ha coincidido con Ciudadanos en su voluntad de un sistema educativo compartido para todas las comunidades autónomas. Finalmente, ha reprochado a Salazar que no piense en las familias cuyos niños ya cursaron el modelo de la LOMCE el año pasado y que tendrían que pasar, según la propuesta de Podemos, de nuevo al sistema antiguo. También ha lamentado que Salazar-Alonso se centre en el caso de los 150 profesores de dibujo cuando hay 50.000 profesores en la región.

Para leer más