El Barco de Vapor lanza su primera colección en 'lectura fácil' para alumnos con necesidades educativas

Presentacion de Lectura Facil de El Barco de Vapor
SM
Actualizado 28/11/2017 17:04:25 CET

   MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La editorial SM ha presentado este martes 28 de noviembre su primera colección en 'lectura fácil', a través de su sello El Barco de Vapor, para que los niños de entre seis y diez años con necesidades educativas especiales --discapacidad, autismo, dislexia, síndrome de Asperger, trastorno de déficit de atención-- puedan disfrutar de la lectura en el aula igual que sus compañeros.

   La historia, el contenido y los valores de los libros de la versión adaptada no cambian respecto a la usual, indican desde SM. Lo que cambia es la manera de presentar el texto: Una tipografía más clara, un cuerpo de letra más grande, márgenes más amplios, así como con un formato mayor para que sea más manejable.

   Las ilustraciones también se han renovado para esta colección en 'lectura fácil' con colores sólidos para resaltar las figuras sobre el fondo y el texto se ha adaptado para que sea más accesible, con un lenguaje más directo y sencillo para evitar ambigüedades, facilitando las estructuras sintácticas con frases cortas y un vocabulario más asequible.

   Esta nueva colección nace con cuatro títulos que se encuentran entre los más vendidos y prescritos en los colegios: 'Pirata Plin' y 'Pirata Plan', 'La lista de cumpleaños', 'El club de los raros' y 'Siete reporteros y un periódico'. El próximo año la colección se engrosará con cuatro libros más, dos adaptados y dos inéditos.

   Estos ejemplares cuentan con el sello de Inclusion Europe (Asociación Europea de Personas con Discapacidad Intelectual y sus Familias), que garantiza que han sido adaptados de acuerdo a las pautas europeas y validados por potenciales lectores.

   La nueva serie de libros es la única en el mercado que permite que todos puedan leer el mismo libro en el aula en sus dos versiones --usual y adaptada-- y, de esta manera, estos alumnos sientan que están compartiendo la misma historia y el mismo proceso de aprendizaje, fomentando así un entorno inclusivo.

   La directora del CEIP Federico García Lorca de Madrid, Paula Fernández Soto, cuyo centro ha validado esta serie de libros, asegura que los niños se "sienten parte de la clase, están felices porque trabajan lo mismo que sus compañeros".