Actualizado 13/03/2009 20:43 CET

Bolonia.- CRUE destaca su "firme voluntad" de seguir con el EEES pero pide financiación y un 40% de becas para aplicarlo

Gabilondo asegura que la Universidad no quiere "ni un euro más si no está vinculado a los objetivos y rendición de cuentas a la sociedad"

VALENCIA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Ángel Gabilondo, subrayó hoy la "firme voluntad" de los responsables de las instituciones académicas de seguir adelante con el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), porque es "un proceso, no una secta". No obstante, recalcó que para aplicarlo de una forma "equilibrada" hace falta más financiación y becas, que deben llegar hasta el 40 por ciento.

Gabilondo realizó estas declaraciones a los medios antes de participar en la sede del parque científico de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) en la reunión del comité permanente de la CRUE.

Sobre las protestas de los estudiantes contra el Proceso de Bolonia --que ayer mismo se tradujeron en manifestaciones en numerosas ciudades españolas-- Gabilondo recalcó que los rectores "respetan y están dispuestos a escuchar y a prender" de las reivindicaciones de los alumnos, "sean muchos, pocos o aunque sólo fuera uno".

Aun así, rechazó la idea de convocar un referéndum sobre el EEES porque la Universidad "no puede colgar el cartel de 'cerrado por reflexión". "Lo mejor es iniciar el proceso e ir corrigiendo lo que haga falta", apostó el presidente de al CRUE, que opinó que "ontológicamente es imposible abrir el debate sobre Bolonia porque lleva ocho años abierto".

Gabilondo reconoció que "algo no se habrá hecho bien" cuando existe "incertidumbre" en algunos estudiantes y profesores, lo que justificó por la falta de una campaña de "información, que no de propaganda" más clara. Igualmente, y aunque dijo no tener "nostalgia" de otros modos de gestión, apuntó que las "formas de gobernanza en la universidades públicas españolas tienden a ser lentas", lo que ralentiza la toma de decisiones, y en algún momento "se tendrán que revisar".

En este punto, el rector de la UPV, Juan Juliá, calificó de "sorprendente" que la unión monetaria de Europa se realizara con menos contestación social que la "Europa de la cultura".

Por su parte, el responsable de la CRUE defendió que las preocupaciones sobre el Proceso de Bolonia y la financiación universitaria tienen "mucho que ver", ya que la mejor manera de probar que el EEES no supondrá la mercantilización de los estudios como dicen sus detractores es "haciendo una financiación equitativa y justa que permita la igualdad de oportunidades", dijo.

Gabilondo advirtió de que si no se desarrolla una "política de becas más firme, tendremos todavía mucho que hacer". Aseguró que los rectores "agradecen" que el Gobierno haya destinado 38 millones de euros para que el porcentaje de becas pase del 20 al 30 por ciento pero incidió en que esta cantidad debe llegar al 40 por ciento para que España se sitúe "al nivel europeo".

Añadió que estas ayudas no deben servir sólo para viajar al extranjero sino para aumentar la movilidad de los estudiantes dentro de España. "Hay 77 universidades y no en todas se pueden implantar todos las titulaciones", argumentó. Asimismo, llamó la atención sobre la necesidad de que las becas-renta no sustituyan a las tradicionales y de que no se dejen ayudas por conceder aunque sea necesario modificar para ello los requisitos económicos.

Sobre las negociaciones para el próximo modelo de financiación, recordó que ha habido una reunión del grupo de trabajo en el Consejo de Universidades sobre este programa que tendrá un horizonte hasta 2015. Gabilondo subrayó que la CRUE "no quiere ni un euro más para la Universidad si no está vinculado a unos indicadores, objetivos y rendición de cuentas".

En esta línea, recordó la coyuntura actual de crisis económico y consideró que hay que practicar "austeridad incluso para reivindicar en tiempos de crisis". Por ello, dijo comprender que no es preciso que el modelo se ejecute inmediatamente pero sí "que se haga en un horizonte de aquí al 2015 y según las circunstancias económicas se vaya desarrollando".

En otro orden de cosas, Gabilondo reiteró su petición de que se retire el Reglamento de Disciplina Académica del año 1954. Aunque la constitución garantiza que las disposiciones contra la Carta Magna no tiene validez, Gabilondo explicó que los rectores quieren que se retire la norma por su "estilo, aire y fecha de nacimiento" y abogó por sustituirla por otras normas que recuperen a los alumnos sancionados para la comunidad educativa a través de trabajos solidarios y de servicios sociales.

LEY CIENCIA

Entre los temas que se encuentran sobre la mesa de los rectores figura también al Ley de Ciencia, del que se ha conocido un borrador cuya orientación es "positiva", dijo el responsable de la CXRUE, quien matizó que los rectores "seguirán velando para que esta norma reconozca a la Universidad el lugar que le corresponde en la I+D en España".

Gabilondo aludió también a otra futura normativa, el Estatuto del Personal Docente e Investigador (PDI), sobre el que comentó que debe ir acompañado de una memoria económica y proporcionar el marco para la carrera del profesorado.

Finalmente, tanto Ángel Gabilondo como Juan Juliá mostraron su satisfacción por la aprobación por parte del Consejo de Universidades de las fichas que establecen un nuevo marco académico para la ingeniería informática, la ingeniería técnica informática y la ingeniería química. Al respecto, Gabilondo apuntó que estas ficha suponen un "buen primer paso" aunque recalcó que hay que seguir avanzando para la determinación de las atribuciones profesionales de estos titulados.