Publicado 15/06/2021 18:19CET

Celaá dice que la forma de evaluar a los alumnos en España "suele penalizar los errores" por cuestión de "tradición"

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros este martes 15 de junio de 2021, en La Moncloa
La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros este martes 15 de junio de 2021, en La Moncloa - EUROPA PRESS/O.CAÑAS.POOL - Europa Press

   MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, ha asegurado que la forma en que se evalúa a los alumnos en España "suele penalizar los errores" en lugar de "ayudar a aprender de ellos y convertirlos en resiliencia, en nuevas oportunidades de autosuperación y de esfuerzo, que se derivan de una efectiva retroalimentación entre alumnos y profesores". Y, según ha señalado, esto se debe a una cuestión de "tradición histórica y cultural".

   Así lo ha comentado en la inauguración del 'Foro evaluaciones: nuevo currículo para nuevos desafíos', tercer foro de debate con la comunidad educativa en torno a la reforma curricular, que se ha celebrado este martes de manera online.

   Desde el Ministerio de Educación y FP se apuesta por un currículo competencial que no esté tan basado en la memorística de contenidos. Sin embargo, "la evaluación por competencias supone un gran desafío", tanto pedagógico como curricular.

   "¿Cómo podemos evaluar la adquisición de competencias? ¿Cómo hacer de la evaluación una herramienta para el aprendizaje?", se ha preguntado Celaá, que considera que la evaluación del alumnado es tanto "un medio para comprobar y calificar lo aprendido" como "un medio para regular dicho proceso, para identificar las dificultades, los errores y encontrar caminos para superarlos".

   "La evaluación también ha de ser formativa o formadora, ayudando al alumnado a comprobar su progreso, a autorregularse, a plantearse metas y objetivos y a motivarse para seguir aprendiendo", asegura la ministra.

   Celaá también es partidaria del resto de evaluaciones, como las evluaciones internacionales o las evluaciones generales del sistema educativo (que contempla la LOMLOE), y que facilitan, a juicio de la ministra, el intercambio "robusto y eficaz" de datos entre las administraciones educativas, con el objetivo de contrastar dichos datos.

   Y ha insistido en defender este tipo de evaluaciones: "Los sistemas que no se atreven a conocerse, a medirse, a analizarse, los que no ponen a prueba sus intenciones y sus objetivos, contrastándolos con los resultados logrados, son más débiles, y los que lo hacen son más fuertes".

   De hecho, ha apuntado que sólo aquellos países, como España, que han tomado la decisión de examinarse a sí mismos, pueden conseguir la información necesaria que permita saber "qué se debe mejorar, cómo, cuándo, en qué aspectos", así como los aciertos y en qué es preciso reforzar. "Tanto las evaluaciones de aula como las externas son instrumentos vertebradores de la calidad, de la eficiencia y de la equidad del sistema educativo y requieren reflexión y consenso", ha concluido su intervención.

577871.1.260.149.20210615181912
Vídeo de la noticia

Para leer más