Actualizado 15/04/2020 20:00:57 +00:00 CET

Docentes, padres y alumnos celebran no evaluar las tareas durante el confinamiento: "Garantiza la equidad"

También aprecian que se puedan abrir los centros en julio, aunque advierten del calor, y piden que las clases las dé personal externo

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Sindicatos docentes, asociaciones de padres y madres de alumnos celebran que los contenidos educativos trabajados desde casa de manera telemática por el cierre de colegios e institutos como consecuencia de la pandemia por coronavirus no cuenten para la evaluación, ya que subrayan que muchos alumnos no pueden continuar el curso en casa por falta de recursos.

"Se debe incidir en evaluar contenidos que se han podido dar en situación normal porque así se garantiza la equidad y la justicia", ha señalado en declaraciones a Europa Press la responsable de Educación de UGT, Maribel Loranca, que indica que de este modo se da cabida a la "evaluación continua".

Igualmente, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Francisco García, celebra que no se tenga en cuenta a la hora de evaluar, porque hay entre un 10-12% de alumnos que no tienen dispositivos o conectividad para trabajar en casa, pero sí ve "razonable" que se tenga en cuenta lo realizado para poder "modular la nota". "Hay que garantizar que no sea factor de exclusión, a la vez que se tiene en cuenta el trabajo hecho", expone.

Del mismo modo se manifiesta CSIF, que ve "positiva" esta iniciativa, ya que considera que se aplica así "la lógica de la evaluación continua". "Al no ser presencial (las clases), tenemos que tener un análisis cuidadoso de lo que se ha hecho todo el curso, que es como se hace ordinariamente, pero teniendo en cuenta la situación extraordinaria que tenemos", señala Mario Gutiérrez, responsable de educación de CSIF.

Desde la Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE), su presidente, Nicolás Fernández, apuesta por la "flexibilidad total" a la hora de evaluar a los alumnos, pero no está de acuerdo con que haya un "aprobado general" ni con "regalar" el curso porque sería "injusto", sino que a su juicio se debería aplicar la evaluación continua.

En cuanto a las asociaciones de padres y madres, la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (CONCAPA) valora "positivamente" lo acordado entre consejeros y Ministerio de Educación de no evaluar los contenidos no presenciales. "Apostamos por que se valore el esfuerzo inmenso de profesorado, alumnado y familias, favoreciendo que esta última evaluación sirviera como continua para la recuperación de materias y la mejora de nota de los alumnos", dice su presidente, Pedro Caballero.

Por su parte, la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE) está de acuerdo con los sindicatos en la medida, porque "no todos los estudiantes tienen las mismas oportunidades para trabajar en casa, es decir, acceso a Internet o acceso a dispositivos", por lo que evaluar a los alumnos durante el tiempo en que se permanezca en casa "podría agrandar la desigualdad de oportunidades y afectaría a personas con menos recursos económicos".

Desde el Sindicato de Estudiantes destacan que "millones de estudiantes" no están conectados ni a las clases online ni pueden cursar el contenido escolar por la falta de recursos que tienen en sus casas. "Lo más justo es que nuestra nota media se haga con las dos primeras evaluaciones, que son los contenidos que sí hemos cursado porque las clases online no son ninguna solución y sería totalmente injusto que contaran para nuestras notas", opina su secretaria general, Coral Latorre, si bien reivindican que se dé el curso ya por terminado y "que todo el mundo pase de curso y que nadie se quede atrás".

APERTURA DE CENTROS EN JULIO

Con respecto a la apertura de centros educativos en el mes de julio, tanto UGT como CSIF, CCOO y ANPE ponen el foco en que el personal que imparta las clases de refuerzo o las actividades durante ese mes sea personal externo al centro y "con unas condiciones retributivas y laborales dignas", según indica Maribel Loranca (UGT). "Si la Administración quiere abrir los centros contratando monitores o interinos nada tenemos que decir", asegura Nicolás Fernández (ANPE). Los sindicatos también se preguntan quién va a financiar la apertura de colegios e institutos durante este mes.

Por otro lado, UGT y la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE) hacen hincapié en la posibilidad de que no se puedan abrir centros en determinadas zonas durante el mes de julio por el calor. "Nos parece una buena medida siempre y cuando se asegure que las condiciones ambientales del aula son las adecuadas para dar clase", dice Andra Henry (CANAE).

En este sentido, el Sindicato de Estudiantes asegura que "es muy complicado saber qué pasará en julio, si los colegios podrán abrir, si se podrán dar clases de refuerzo", si bien entienden que todo aquello que defienda el derecho de los estudiantes a la educación y garantice que en el menor tiempo posible se puedan recuperar los contenidos que no han podido cursar, será "positivo".

Por el contrario, Pedro Caballero, de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (CONCAPA) se posiciona en contra de la apertura de centros en julio, ya que no aprecia "mejoras". "Saldremos de un confinamiento de casi dos meses y se necesita el periodo estival para rebajar el nivel de estrés acumulado", opina, por lo que apuesta por comenzar el siguiente curso cuanto antes, como por ejemplo, "en el primer día posible del mes de septiembre de este año".