España, único país con aprendizaje a edad temprana para todo tipo de idiomas

Actualizado 07/06/2012 15:59:37 CET
Actualizado 07/06/2012 15:59:37 CET

España, único país con aprendizaje a edad temprana para todo tipo de idiomas

Estudio realizado por British Council

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

España es el único país, de un total de 18 países europeos analizados, que ofrece aprendizaje a edad temprana para todo tipo de idiomas y destaca por ofrecer, junto a Dinamarca y Suiza, formación a niños muy pequeños para el mantenimiento y desarrollo de sus lenguas y culturas de origen, según pone de manifiesto el informe 'Lenguas, riqueza de Europa', elaborado por British Council con la colaboración del Instituto Cervantes y la Universidad Antonio Nebrija.

Durante el acto de presentación, que ha tenido lugar este jueves en la sede de la Comisión Europea en Madrid, la directora del Departamento de Lenguas Aplicadas de la Universidad de Nebrija, Marta Genis, ha insistido en la importancia de que los emigrantes puedan conservar su idioma y cultura y ha afirmado que "España está trabajando aceleradamente y por el buen camino", principalmente en lo que respecta a la integración de lenguas extranjeras y propias en Educación Primaria.

Sin embargo, Genis señala que "hay que reflexionar sobre los medios audiovisuales y las empresas, donde hay más carencias". Entre estos puntos a reforzar, el informe también hace hincapié en que en España la enseñanza de idiomas obligatoria está limitada a un segundo idioma, frente a otros países europeos en los que se defiende la enseñanza de dos o, incluso, de tres.

Así, alude al doblaje y subtitulación, ya que la mitad de los países suelen utilizar el doblaje, mientras que la otra mitad utiliza subtítulos. La televisión y el cine están doblados en Austria, España, Hungría, Irlanda del Norte, Italia, Polonia y Suiza, mientras que se utilizan subtítulos en Bosnia, Dinamarca, Escocia, Estonia, Gales, Inglaterra, Frisia, Grecia, Portugal y Rumanía.

Este estudio, en el que se han examinado más de 260 variables para analizar la situación de multilingüismo en sectores como la educación, los medios de comunicación, servicios públicos y empresas, tiene como objetivo "facilitar el intercambio de buenas prácticas en la promoción del diálogo intercultural y la inserción social a través de la enseñanza y aprendizaje de lenguas", así como la promoción de la cooperación europea en el desarrollo de políticas y prácticas lingüísticas.

En el acto también han participado el director del programa 'Languaje Rich Europe', Martin Hope; el director del British Council en España, Rod Pryde; la portavoz de la Dirección General de Traducción de la Comisión Europea en España, Carmen Zamorano; y el director de la división English Language Teaching de Oxford University Press España, Chris Wyburd.

LA MITAD DE LAS EMPRESAS TIENEN EN CUENTA EL IDIOMA

En lo que respecta al área de Negocios, el informe recoge que la mitad de las empresas tienen en cuenta los idiomas a la hora de seleccionar candidatos para la incorporación a sus plantillas, tras entrevistas a cerca de 500 entidades de Austria, Bulgaria, Estonia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Lituania, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, España, Reino Unido, Bosnia Herzegovina, Suiza y Ucrania.

Además, apunta que la cuarta parte de las empresas encuestadas tienen una estrategia lingüística explícita y promociona con frecuencia la movilidad de los empleados para el aprendizaje de idiomas y para el desarrollo de la conciencia intercultural. Sin embargo, el 70 por ciento no guarda un registro de las competencias lingüísticas de sus empleados y muy pocos aprovechan de los programas de la Unión Europea (UE) para el aprendizaje de idiomas.

Asimismo, explica que un porcentaje relativamente pequeño tiene programas de promoción para el aprendizaje de idiomas, un 11 por ciento informa de que está extendido en cuanto al inglés empresarial y solo un 5 por ciento para la lengua nacional y otras lenguas. El número de empresas que establece asociaciones con el sector de la educación para desarrollar las competencias lingüísticas de sus empleados también es pequeño. En concreto, la cuarta parte las lleva a cabo con frecuencia o de manera ocasional en inglés, un 17 por ciento en la lengua nacional para hablantes no nativos y un 14 por ciento en otras lenguas.

Este proyecto, que se ha presentado en forma de informe en Madrid, tiene la intención de que durante los próximos nueve meses de cree una red interdisciplinar sostenible para 1.200 autoridades de toda Europa, que se reúna periódicamente en grupos de trabajo, para compartir sus conocimientos y prácticas, así como discutir los resultados y elaborar recomendaciones a nivel regional, nacional y europeo.