La Generalitat valenciana y el Ministerio de Educación impulsarán programas de apoyo a centros de Primaria y Secundaria

Actualizado 09/11/2007 18:11:46 CET

VALENCIA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat valenciana y el Ministerio de Educación aportarán un total de 6.014.516 euros para la aplicación de diversos programas de apoyo a centros de Educación Primaria y Secundaria pertenecientes al Plan Proa, en virtud de una ampliación del convenio de colaboración entre las dos administraciones aprobado hoy por el Consell.

El portavoz del Consell, Vicente Rambla, explicó en la rueda de prensa posterior al pleno del Ejecutivo que la Conselleria de Educación y el Gobierno central invertirán, cada uno, 3.007.258 euros en 2007 para llevar a cabo programas de acompañamiento escolar y de apoyo y refuerzo.

Estos programas forman parte de las actuaciones de compensación educativa de los centros, y su objetivo es aportar los mecanismos de compensación para los alumnos en desventaja educativa asociada a un entorno sociocultural deficitario, con el que los recursos ordinarios se muestran insuficientes.

En el inicio de este curso 2007-08, los programas del Plan Proa cuentan con 59 aulas en Primaria, 38, en Educación Secundaria Obligatoria y 67, en el tramo educativo que se imparte en los institutos, mientras que hay programas de educación compensatoria en 899 centros. El número de docentes específicos asciende a 1.021.

El Programa de Acompañamiento Escolar se desarrolla en colegios de Educación Primaria y en institutos de Educación Secundaria. Tiene como finalidad ampliar las posibilidades educativas del entorno y la participación de las familias, facilitar la mejora de los aprendizajes y el éxito escolar del alumnado, así como propiciar su integración escolar y la cohesión social.

Por su parte, el Programa de Apoyo y Refuerzo se desarrollará en institutos que escolaricen una proporción importante de alumnado en condición de desventaja educativa, con dificultades generalizadas en el aprendizaje.

Este programa tendrá como finalidad impulsar nuevos procedimientos de organización y funcionamiento, así como nuevas estrategias de enseñanza y aprendizaje, que permitan al instituto afrontar la situación educativa difícil del alumnado y mejorar sus expectativas escolares.