Actualizado 26/01/2012 21:08 CET

Padres y profesores exigen a Wert que concrete "ya" la reforma del Bachillerato

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Asociaciones de padres y sindicatos docentes han solicitado al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que concrete "ya" en qué va a consistir la reforma del Bachillerato de la que sólo se conoce que se va a ampliar a tres años y que, para ello, desaparecerá 4º de la ESO.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), Luis Carbonel, ha solicitado al titular de Educación "más concreción" en los anuncios y ha advertido de los "innumerables problemas" que puede generar esta iniciativa, pues requiere "más profesores y más aulas".

En este sentido, ha alertado de que los centros concertados pequeños tendrán "dificultades" para aplicar esta reforma. "El tema presenta bastantes complicaciones organizativas a las que hay que dar respuesta", ha aseverado.

Si bien ha valorado que el ministro haya garantizado la gratuidad y obligatoriedad de la educación hasta los 16 años, Carbonel también ha propuesto que amplíe esta gratuidad hasta los 18 años, cubriendo así todo el ciclo de Bachillerato.

"¿Qué pasará con los alumnos que no quieran estudiar Bachillerato? ¿Los de 15 podrán acceder a otras etapas como la Formación Profesional?, se ha preguntado el presidente de Concapa.

En la misma línea, el presidente de la Confederación de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), Jesús Sánchez, ha afirmado que la ampliación del Bachillerato supone la derogación de la reforma de 4º de la ESO del Ejecutivo anterior que daba a este curso un carácter orientador hacia la Formación Profesional o el Bachillerato.

"Toda la información que se ha dado hasta ahora es muy ambigua", ha valorado Sánchez, que advierte de que si la educación obligatoria es hasta los 16 años, el primer curso de bachillerato va a tener que ser obligatorio. Asimismo, comparte con Carbonel la "complejidad" de esta reforma, que supondrá "cambios curriculares y estructurales importantes".

El sindicato docente ANPE apoya la ampliación del Bachillerato a tres años, aunque también echa de menos conocer las propuestas "reales". Si bien comparte la idea de que no se rebaje la edad obligatoria de escolarización y el derecho a la gratuidad hasta los dieciséis años, también advierte de que la reforma deberá abordarse también en mesas de negociación.

Desde la Confederación STES-i, señalan que la reforma del bachillerato exigen una modificación de la estructura del sistema educativo, lo que, a su juicio, "no parece muy prudente acometer en estos momentos, cuando las leyes orgánicas que se quieren modificar (Ley de FP y LOE) están concluyendo su aplicación y cuando el sistema educativo está dejando de recibir los fondos necesarios para su correcto funcionamiento".

Además, este sindicato alerta de que la decisión del ministerio para que el inicio del Bachillerato sea dentro de la edad de escolarización obligatoria, "hará que se aumente la privatización del sistema educativo con la concertación de esta etapa educativa".