28 de marzo de 2020
 
Actualizado 02/07/2013 17:19:28 CET

La Unión Europea de Estudiantes denuncia que la reforma de becas "discrimina" y va contra la Estrategia 2020

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta de la Unión Europea de Estudiantes (ESU), Taina Moisander, considera que la política de becas que quiere implantar el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert; "es discriminatoria para los estudiantes procedentes de entornos socioeconómicos más bajos" y va "en dirección opuesta" a los objetivos de la Estrategia 2020.

"Los estudiantes que no pueden pagar sus estudios tendrán que ir un paso más allá para tener éxito en sus estudios, en comparación con sus homólogos, cosa que va en contra de cualquier principio de igualdad", ha dicho Moisander, conforme recoge la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de las Universidades Públicas españolas (CREUP) en un comunicado.

La vicepresidenta de la ESU ha puesto el acento, además, en que "la Estrategia Europa 2020 tiene como objetivo la reducción de las tasas de abandono y aumentar el número de personas que acceden y completan la educación terciaria" para afirmar que, sin embargo, "el gobierno español está yendo en la dirección opuesta".

Moisander se refería así al proyecto del Real Decreto que habrá de regular las becas a partir del curso que viene. La norma prevé, entre otras medidas, un aumento de la exigencia académica para poder optar a una ayuda al estudio en la universidad: se requerirá un 5,5 para acceder a la exención de tasas y un 6,5 para recibir apoyo económico, así como será indispensable aprobar entre un 65 y un 90% de los créditos matriculados con un 6,5 para poder mantenerlo.

Para la secretaria general de la CREUP, Inés Sánchez, "el ministerio quiere crear dos puertas para entrar en el sistema de educación superior, una para los ricos y otra para los pobres" y, además, resulta "claramente visible que el gobierno tiene la intención de disminuir el presupuesto asignado para becas estudiantiles".

"Si nos fijamos exclusivamente en los requisitos académicos exigidos en la propuesta, más de 83 mil estudiantes no podrán entrar en nuestro sistema de educación superior y más de 30 mil estudiantes perderían sus becas una vez comenzados sus estudios porque no cumplirán con los nuevos requisitos", ha asegurado.