Publicado 01/04/2022 18:01

Ecoembes cree que las medidas y objetivos de la Ley de Residuos supondrán un "enorme desafío" para ciudadanos y empresas

Archivo - Cáceres recicló el año pasado 845.557 kilogramos de envases de vidrio a través de 384 contenedores
Archivo - Cáceres recicló el año pasado 845.557 kilogramos de envases de vidrio a través de 384 contenedores - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El sistema integrado de gestión de Ecoembes, que gestiona los residuos de los contenedores amarillo y azul, considera que las medidas y objetivos que incluye la Ley de residuos y suelos contaminados para una economía circular, aprobada este jueves en el Congreso de los Diputados, supondrán un "enorme desafío" para las empresas, los ciudadanos y las administraciones públicas.

   Fuentes de Ecoembes han valorado el nuevo marco legislativo a Europa Press y consideran que para cumplir con la nueva ley será clave tener un marco normativo armonizado a nivel nacional, coherente con la hoja de ruta europea en materia medioambiental y clara en la asignación de responsabilidades.

   No obstante, la entidad del reciclaje da la bienvenida a la ley a la que califica de "tan necesaria como ambiciosa" ya que supone un paso "clave" hacia un nuevo modelo de producción y consumo más sostenible así como una apuesta clara por la prevención, la reutilización y el reciclaje de todos los residuos mientras prioriza la eficiencia, la innovación y el ecodiseño como motores de una nueva circularidad.

   Para Ecoembes, el difícil contexto actual no debe hacer olvidar la crisis climática vigente y la necesidad de avanzar en el camino que esta ley inaugura.

   En todo caso, insta a ser sensibles a ese entorno y a asegurar que la necesaria transición se realiza de forma justa y sin que nadie quede atrás, especialmente las pymes de forman buena parte del tejido empresarial y que generan la mayor parte del empleo en España o los ayuntamientos con menores recursos en nuestro país.

   En definitiva, insiste en que la ley incorpora unas medidas y unos objetivos ambiciosos que supondrán un enorme desafío para las empresas, las administraciones públicas y los ciudadanos. Para cumplirlos será clave tener un marco normativo armonizado a nivel nacional, coherente con la hoja de ruta europea en materia medioambiental y clara en la asignación de responsabilidades.